Coronavirus en la Argentina: cómo vivió la ciudad las últimas horas de "cuarentena flexible"

La Ciudad comienza a vaciarse a pocas horas de la nueva etapa de aislamiento obligatorio por el avance del nuevo coronavirus
La Ciudad comienza a vaciarse a pocas horas de la nueva etapa de aislamiento obligatorio por el avance del nuevo coronavirus Crédito: Santiago Filipuzzi
Olivia Díaz Ugalde
(0)
30 de junio de 2020  • 21:09

El último suspiro de la nueva normalidad de la cuarentena por el avance del nuevo coronavirus se dejó ver por las calles porteñas en el atardecer de hoy. Los porteños, aprovecharon las últimas horas de atención al público de los comercios no esenciales para hacer aquellas compras que les quedaron pendientes. Acompañados por la lluvia y el frío y mientras las persianas comenzaban a bajar y las rejas de seguridad a aparecer, la ciudad comenzaba a cerrarse y a preparase para la nueva fase del aislamiento social y obligatorio, que comenzará mañana en la Capital y el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

No hubo un gran movimiento, fueron contados los clientes que se asomaron a las vidrieras de los comercios. La lluvia, tampoco, fue el mejor aliado. Todos los negocios, que lucieron sus puertas abiertas el último fin de semana, en las últimas horas permanecieron cerradas y con el cartel informativo de "Pedidos por WhatsApp".

"Estuve casi 100 días comprando solo lo que esencial, necesitaba darme un gusto. Por eso, aproveché estas últimas horas en las que había poca gente y me vine a comprar unas remeras. Además le compré un regalo a mi marido", describió Patricia, una clienta de 50 años, mientras pagaba su compra en un local de ropa femenina.

Fue un martes tranquilo, más de lo habitual. Fueron pocos los clientes que se acercaron a las jugueterías, bazares y blanquerías, según contaron sus vendedores. Habían tenido semanas movidas, sobretodo con los envíos, pero esta última jornada de cuarentena flexibilizada no fue la que esperaban.

Las filas con distancia social en los comercios como librerías, cosméticas y bazares alcanzaban a las cinco o seis clientes. Mientras que en los interiores de locales de ropa, lencería, blanquería o de fitness, lucían vacíos.

En la avenida Cabildo, se vio poco tránsito y circulación de peatones
En la avenida Cabildo, se vio poco tránsito y circulación de peatones Crédito: Hernán Zenteno

"Creo que atendí cinco personas muy tranquilo, demasiado. Es verdad que la lluvia no ayudó, pero si ya veníamos vendiendo poco, hoy no fue la excepción. Nosotros mañana cerramos el local y no venimos más, los pedidos online se despachan desde el depósito", contó Matías Arizu, empleado de una juguetería sobre la avenida Cabildo y Mendoza.

Una luz tenue inundó las avenidas porteñas. Casi sin ruido, pocos peatones sobre las veredas y con reducida circulación vehicular, hoy había comenzado a despedir el último dejo de esta "libertad reducida". En el interior de las tiendas, muchas con la persiana a medio bajar y otros con las rejas ya colocadas, se podían ver las bolsas con mercadería lista para despachar, y las cajas con encomiendas para el reparto. La mayoría de estos lugares no volverá a abrir, ni siquiera para hacer delivery.

"Los pocos clientes que aparecieron venían decididos con los que querían comprar. No venían a mirar, ni consultar, aparecían ya con su pedido en mente. Todas las consultas nos llegaron a través de WhatsApp, que ahí sí, fueron muchas, sobretodo para ver cómo será el procedimiento desde mañana", explicó Yuliana Mendez, encargada de un local de iluminación de Cabildo y Monroe.

Esta tarde también fue el última oportunidad para que los corredores, ciclistas y otros deportistas pudieran hacer actividad física al aire libre desde las 19 hasta la medianoche. Sin embargo, se vieron pocos como consecuencia del frío y la lluvia.

Desde ahora, ya no se podrá hacer actividad física al aire libre en Capital
Desde ahora, ya no se podrá hacer actividad física al aire libre en Capital Crédito: Hernán Zenteno

El tránsito

En cuanto al tránsito porteño, los sensores de la Secretaría de Transporte registraron una circulación de 160.000 vehículos por las avenidas; una caída del 3% respecto al martes pasado. Mientras que, por las autopistas de la ciudad circularon alrededor de 136.000 vehículos.

En tanto, en el subte viajaron casi de 51.000 personas, una caída del 3% respecto de la semana pasada. El mismo descenso se verificó en los colectivos, que trasladaron 2.006.000 pasajeros. Además, las líneas ferroviarias realizaron 135.000 viajes, manteniéndose estable su circulación.

Por otra parte, a partir de las 19, comenzó a percibirse un refuerzo de los controles vehiculares en los accesos a la ciudad, con los consecuentes retrasos en el tránsito, ya que había que mostrar otra vez los permisos de circulación. Y, como consecuencia, con un incremento en las quejas de los automovilistas por las demoras para llegar a destino.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.