Coronavirus en la Argentina. Reunión clave: Principio de acuerdo para revincular a 6500 chicos con las escuelas porteñas

La reunión tuvo como eje la última propuesta que hizo hace unos días Soledad Acuña, ministra de Educación porteña, con la intención de llevar las aulas a las plazas y los espacios públicos abiertos
La reunión tuvo como eje la última propuesta que hizo hace unos días Soledad Acuña, ministra de Educación porteña, con la intención de llevar las aulas a las plazas y los espacios públicos abiertos Crédito: Ministerio de Educación
Soledad Vallejos
(0)
21 de septiembre de 2020  • 15:10

Dos horas de reunión, y un principio de acuerdo. Los ministros de Educación y Salud de la Nación y la Ciudad se reunieron hoy para discutir sobre un posible regreso a las aulas, con el objetivo de poder consensuar la vuelta a las clases presenciales con criterios epidemiológicos. En principio, según confirmaron desde el ministerio de Educación porteño, se habría llegado a un acuerdo para revincular a los 6500 alumnos que desde que comenzó la cuarentena no tuvieron contacto con sus maestros. Para que el plan se ponga en marcha, ahora falta que Ciudad haga algunas modificaciones solicitadas por la cartera sanitaria nacional en los protocolos presentados, así como también lo hará el Ministerio de Educación de la Nación sobre lo pedagógico.

A fines de agosto, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, había propuesto abrir las salas de informática de más de 400 escuelas para que los estudiantes en situación de mayor vulnerabilidad pudieran ir y utilizar las computadoras. "Finalmente nos autorizaron a que esos alumnos puedan retomar el contacto con sus docentes, pero no será en las plazas ni en las salas de informática, sino en los patios de las escuelas", dijo una fuente de la administración porteña apenas culminó el encuentro del que participaron los ministros nacionales de Salud Ginés González García, y de Educación Nicolás Trotta, junto a sus pares porteños, Fernán Quirós y Acuña.

En cambio, desde la Nación se relativizó la existencia de un acuerdo y se evitó dar precisiones. "Se buscará analizar la situación epidemiológica de la Ciudad y establecer indicadores objetivos que permitan trazar una hoja de ruta para la apertura progresiva y escalonada de las actividades escolares, sin exponer a los chicos y chicas a los riesgos de un posible contagio", informaron mediante un comunicado desde el ministerio que dirige Trotta.

También advirtieron allí que durante la reunión "se trabajó de manera conjunta para dar respuesta a los 1500 alumnos y alumnas que ya han sido identificados y avanzar en los 5000 restantes, con voluntad de volver a las actividades escolares apenas se pueda". La Ciudad, sin embargo, asegura que todos los estudiantes ya han sido identificados, pero que no es competencia de la Nación solicitar la georreferenciación de cada uno.

Trotta y Acuña ya habían mantenido algunos encuentros, y desacuerdos, sobre la necesidad planteada por el ministerio de Educación porteño, en más de una ocasión, sobre el regreso a las aulas. A fines del mes pasado, el plan de revincular a esos 6500 alumnos con la posibilidad concreta de abrir las salas de informática de más de 400 escuelas porteñas no tuvo éxito. Y en respuesta a ese reclamo, Trotta ofreció entregar computadoras conectadas a Internet para suplir la falta de conectividad de las familias.

Plazas y calles

Hace apenas unos días, la Ciudad redobló la apuesta con la idea de dar clases de asistencia escolar en las plazas de los barrios, tanto para esos alumnos que perdieron contacto con la escuela como para los chicos que este año empezaron primer grado y no pudieron alcanzar los objetivos mínimos de alfabetización, con talleres de lectura y otras actividades. Otro de los ejes del programa planteaba la posibilidad de llevar los pupitres a las calles, y dar clases a los estudiantes que están por finalizar el secundario.

Por último, el plan proponía incluir a los adultos que estudian en institutos de formación profesional, y que necesitan dar exámenes para tener su título y poder insertarse en el mercado laboral. Todo, con fecha de inicio el lunes próximo. Ahora, y con la revisión exigida por parte de las autoridades nacionales, la fecha no aún no está confirmada.

"De todas las propuestas que presentamos solamente se le dio el visto bueno para avanzar a una sola, con la expectativa de seguir adelante a medida que haya nuevas habilitaciones, siempre con los acuerdos establecidos sobre los criterios epidemiológicos", agregaron desde la Ciudad.

Ayer, y ante la expectativa que había generado este encuentro, Trotta, a través de su cuenta de Twitter, había anticipado que el objetivo de la reunión era el de acordar un indicador objetivo en base al estatus sanitario de la Ciudad para definir el momento propicio de regreso a la actividad presencial. "Desde Educación promovemos el regreso a las escuelas, pero siendo conscientes que se debe priorizar el cuidado de la salud de niñas, niños, adolescentes, docentes, auxiliares y directivos. Se debe tener la certeza de no exponer a nuestra comunidad a un riesgo innecesario", se leyó en uno de los tuits.

Si bien desde hace más de un mes la Ciudad insiste en su posición de volver a las escuelas bajo ciertas medidas preventivas, en los últimos días también comenzaron a viralizarse algunas cartas firmadas por padres, referentes de la educación de distintos ámbitos y figuras políticas, que se sumaron al reclamo del retorno a las clases presenciales. "La escuela no puede depender de una vacuna que, en el pronóstico más optimista, se estima que estará disponible en abril o mayo del año próximo, pero que en realidad no representa más que una promesa futura sin ninguna fecha cierta de aplicación ni eficacia probada", dice uno de los textos, que recibió ya más de 1000 adhesiones.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.