Coronavirus: Quién era Juan Giménez, el reconocido historietista que murió en Mendoza

Juan Giménez falleció a sus 76 años; vivía en España, pero había venido a su Mendoza natal
Juan Giménez falleció a sus 76 años; vivía en España, pero había venido a su Mendoza natal
Pablo Mannino
(0)
2 de abril de 2020  • 22:43

Se confirmó el tercer muerto en Mendoza por el nuevo coronavirus . Se trata del dibujante e historietista Juan Giménez, quien nació el 16 de noviembre de 1943 en Mendoza y cursó sus estudios en la Facultad de Artes y Diseño de la UNCuyo. Años más tarde, se perfeccionó en la Universidad de Barcelona.

Este artista tenía 76 años y estaba internado en Terapia Intensiva del Hospital Central, donde había ingresado el 22 de marzo.

Era reconocido a nivel mundial, vivía en España y había viajado a Mendoza, su provincia natal. El 16 de ese mes, comenzó a tener síntomas leves de Covid-19 . Luego, se comprobó que estaba infectado con este virus que fue denominado pandemia por la Organización Mundial de la Salud ( OMS ).

Es la tercera muerte por coronavirus en Mendoza
Es la tercera muerte por coronavirus en Mendoza

Con esta muerte, son 5 los fallecidos este jueves en el país y 37 desde que se desató la pandemia.

Llora el mundo de la fantasía

Moi, Dragon: La saga
Moi, Dragon: La saga

Giménez era un dibujante que se dedicó al rubro de la fantasía y la ciencia ficción. Entre sus obras más destacadas está Cuestión de Tiempo, de 1982, y Ciudad, de 1991.

Por estas horas, el mundo de las historietas lo llora porque este mendocino es uno de sus afamados exponentes de este arte. Los mejores autores del rubro a nivel internacional destacaron su trabajo. El disfrutaba de su reconocimiento en la ciudad de Sitges, en Cataluña, desde donde partió a mediados del mes pasado, en medio del avance del Covid-19, para volver a su tierra natal, donde finalmente encontró la muerte.

Dedicó su vida a este arte, que le valió un número importante de distinciones en diferentes partes del globo. Siendo joven, no podía soltar el lápiz y los colores, y empezó a sorprender con sus dibujos. Así, arrancó su carrera laboral en agencias de publicidad en la capital provincial. A los pocos años, las llamativas formas e ideas que plasmaba en el papel hicieron que importantes revistas de historieta pensaran en él. Fue con esas oportunidades cuando empezó a convertirse en un referente en el rubro de la fantasía y la ciencia ficción, sobre todo por sus trazos realistas y épico-futuristas.

Se dedicó al rubro de la fantasía y la ciencia ficción
Se dedicó al rubro de la fantasía y la ciencia ficción

Entre sus principales obras se destacan una que aplauden los conocedores del sector: La casta de los Metabarones, de 1992 y el Cuarto Poder, de 1989. También publicó otros interesantes trabajos. Basura, en 1988, Cuestión de Tiempo, en 1982.

Mendoza pudo reconocer su labor en 2014. Ese año lo declararon Ciudadano Ilustre, mientras que en 2010 en el Espacio Cultural de Arte tuvo su muestra homenaje. En 1997 dio a conocer su arte en varios sitios del mundo, entre ellos, el Centro Georges Pomidou, en París. Fue distinguido como "el mejor dibujante del mundo" en el Salón del Cómic y la Ilustración de Barcelona en 1984 y el Yellow Kid, otorgado por el Salón Internacional del Cómic de Lucca, en 1990.

En Mendoza el ambiente artístico está conmovido por la partida de uno de sus principales referentes, a quien ubican al lado de otro coterráneo, Joaquín Lavado, conocido en todo el globo como "Quino", el papá de Mafalda.

"Juan Giménez era otro Quino, y no exagero. Aunque Giménez era dibujante de historietas y lógicamente trabajaba con guiones de otros, era un maestro internacional", expresó a LA NACION Pablo Pavezka, reconocido dibujante e ilustrador mendocino. "Es como si en cine dijeras Kubrick o Spielberg. De hecho, hay cosas de cine que se basaron en él. En Europa es muy conocido, era un groso de verdad", agregó el profesional.

Mensajes de despedida

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.