Coronavirus. Los niños mayores contagian tanto como los adultos

Un estudio a gran escala realizado en Corea del Sur reveló que los niños menores de 10 años son mucho menos contagiosos que los adultos, pero el riesgo no es nulo
Un estudio a gran escala realizado en Corea del Sur reveló que los niños menores de 10 años son mucho menos contagiosos que los adultos, pero el riesgo no es nulo Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sánchez
Apoorva Mandavilli
(0)
19 de julio de 2020  • 20:00

NUEVA YORK.- Uno de los interrogantes cruciales en el candente debate sobre la reapertura de las escuelas es hasta qué punto los niños contagian el virus a otras personas.

Un estudio a gran escala realizado en Corea del Sur ofrece una respuesta: los niños menores de 10 años son mucho menos contagiosos que los adultos, pero el riesgo no es nulo. Y los de entre 10 y 19 años contagian el virus, al menos, tanto como los adultos.

El hallazgo permite entrever que la reapertura de las escuelas provocará cadenas de contagios entre niños de todas las edades, según advierten los expertos.

"Temo que se había instalado esa idea de que los niños no se contagian, o al menos no igual que los adultos, y que por lo tanto eran casi una población encapsulada", dice Michael Osterholm, experto en enfermedades infectocontagiosas de la Universidad de Minnesota.

"Habrá contagios", dice Osterholm. "Lo que tenemos que hacer es aceptar ese hecho ahora e incluirlo en nuestros planes".

Varios estudios de Europa y Asia sugieren que los niños son menos propensos a infectarse y propagar el virus. Pero la mayoría de esos estudios son pequeños y con índices de error muy altos, señala el doctor Ashish Jha, director del Instituto de Salud Global de la Universidad de Harvard.

"El nuevo estudio es muy cuidadoso, sistemático y exhaustivo, sobre una base de población muy amplia", dice Jha. "Es uno de los mejores estudios sobre el tema que se hayan visto hasta la fecha".

Varios otros expertos también elogiaron la escala y el rigor científico del análisis. Los investigadores surcoreanos individualizaron a 5706 personas que fueron las primeras en sus hogares en reportar síntomas de Covid-19 entre el 20 de enero y el 27 de marzo, cuando las escuelas estaban cerradas, y luego rastrearon a los 59.073 contactos de esos "casos índices". Testearon a todos los contactos de esos pacientes en el hogar, sin importar si habían tenido síntomas, pero de los contactos fuera del hogar solo testearon a los que habían presentado síntomas.

La primera persona que manifiesta síntomas en un hogar no necesariamente es la primera que contrajo el virus y los investigadores reconocen esta limitación de su encuadre. Los niños también son menos proclives a desarrollar síntomas que los adultos, así que el estudio también puede haber subestimado la cantidad de niños que desataron cadenas de contagio en sus hogares.

De todos modos, los expertos dicen que el enfoque del estudio es correcto. "Además, el estudio se realizó en un país donde el rastreo de contactos es muy eficiente y exhaustivo", dice Bill Hanage, epidemiólogo de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard.

Los niños asintomáticos

Según el estudio, los niños menores de 10 años son aproximadamente un 50 por ciento menos proclives a contagiar el virus que los adultos, cifra coincidente con otros estudios. Eso puede deberse a que los niños suelen exhalar menos aire al respirar -y por lo tanto, menos virus- o porque exhalan el aire más cerca del piso, y por lo tanto es menos probable que los adultos lo inhalen.

De todos modos, la cantidad de nuevos contagios causados por niños puede crecer cuando reabran las escuelas, según advierten los autores del estudio. "Cuando concluya el cierre de las escuelas, puede crecer la cantidad de niños infectados, lo que a su vez potenciará el contagio comunitario del Covid-19", señal el estudio. Otros informes también sugieren que la gran cantidad de intercambios y contactos que tienen los niños durante la jornada escolar puede terminar equiparando negativamente ese menor riesgo intrínseco de contagiar a otros.

Como los investigadores solo rastrearon los contactos de los niños que se sintieron enfermos, la contagiosidad de los niños asintomáticos sigue siendo una incógnita, dice Caitlin Rivers, epidemióloga de la Escuela de Salud Pública Bloomberg, de la Universidad Johns Hopkins.

"Creo que nunca hubo dudas de que los niños con síntomas eran contagiosos", dice Rivers. "La verdadera pregunta es qué tan contagiosos son los niños asintomáticos".

Rivers integra el panel científico que el miércoles recomendó la reapertura de las escuelas primarias (en Estados Unidos, cinco grados, con niños hasta 10-11 años) y de educación especial en los lugares donde fuese posible, porque son los grupos con mayores problemas para el aprendizaje online. Rivers recalca que el nuevo estudio no altera esa recomendación.

El estudio es más preocupante en lo que se refiere a los alumnos de secundaria (en Estados Unidos, siete años, con niños y jóvenes hasta los 18 años de edad). Según el estudio, este grupo es incluso más propenso a contagiar a otros que los adultos, pero algunos expertos señalan que ese resultado puede ser casual o deberse a algunos comportamientos típicos de esa edad.

Esos niños mayores suelen ser físicamente tan grandes como los adultos, pero seguir compartiendo algunos hábitos poco higiénicos de los niños más chicos. También podrían ser más propensos que los menores a socializar con sus vecinos de igual edad en el interior de los rascacielos de departamentos de Corea del Sur.

"Podemos seguir haciendo conjeturas sobre el tema todo el día, pero lo cierto es que no se sabe", dice el doctor Osterholm. "Pero la conclusión es fácil: si abren las escuelas, habrá contagios".

Tanto Osterholm como otros expertos dicen que las escuelas tienen que prepararse para la aparición de los contagios. Además de aplicar las medidas de distanciamiento físico, la higiene de manos y el uso de barbijo, las escuelas también deberían decidir cuándo y cómo testear a sus alumnos y personal -incluidos, por ejemplo, los choferes de micros escolares-, cuándo y durante cuánto tiempo reabrir y mantener abiertas las escuelas.

Pero el desafío que enfrentan las escuelas es colosal, advierten los expertos, ya que la evidencia sobre la transmisión en las escuelas está muy lejos de ser concluyente. Algunos países, como Dinamarca y Finlandia, han logrado reabrir exitosamente las escuelas, pero otros, como China, Israel y Corea del Sur, tuvieron que volver a cerrarlas.

"Hay que evitar que la gente elija la evidencia que le conviene en función de lo que ya pensaba sobre la reapertura o no de las escuelas", dice Jeffrey Shaman, epidemiólogo de la Escuela de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia, con sede en Nueva York.

Shaman dice que aunque las respuestas del nuevo estudio no son definitivas al menos sí deja en claro que el funcionamiento de las escuelas aumenta los niveles de circulación viral en el seno de la comunidad.

"Si los niños contagian, como parece ser el caso, queda claro que juntarlos en las escuelas y mezclarlos con docentes, no docentes y otros alumnos genera nuevas oportunidades de transmisión viral de persona a persona", dice Shaman.

Pero Shaman aclara que también es importante que los niños no pierdan años que son cruciales para su formación y socialización, y que los distritos escolares tienen la poco envidiable tarea de elegir entre esas dos opciones que plantea la realidad actual. "El equilibrio justo entre ambas variables es muy difícil de encontrar."

The New York Times

Traducción de Jaime Arrambide

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.