Cortar y pegar genes: una nueva técnica que entusiasma e inquieta