Suscriptor digital

Brasil: "Chucky" y "Novato", los jóvenes detenidos por el crimen del turista cordobés

El cuerpo de Barizone será trasladado por el Gobierno de Córdoba.
El cuerpo de Barizone será trasladado por el Gobierno de Córdoba.
Gabriela Origlia
(0)
21 de febrero de 2019  • 16:42

Dos hombres están detenidos por el crimen del turista cordobés Daniel Barizone en Salvador de Bahía ( Brasil ). El dato fue confirmado por el cónsul argentino en esa ciudad, Pablo Virasoro, quien no descartó que la esposa y la hija del hombre deban participar de una rueda de reconocimiento.

Los detenidos están identificados como Lucas Amancio de Souza de 22 años, apodado "Chucky", y Danilo Lima, de 18, conocido como "Novato". Los investigadores los encontraron por las filmaciones de las cámaras de seguridad de la Municipalidad de Salvador y tras la declaración de testigos.

"Chucky" es conocido en la zona y lleva varias detenciones por los delitos de robo, hurto, portación ilegal de armas y tráfico de drogas, mientras que "Novato" no tiene antecedentes. En el interrogatorio policial ambos admitieron haber participado en el crimen y dijeron que vendieron los dos celulares que le robaron a los argentinos.

El asesinato se produjo el martes cerca de las 18 en el Faro de Itapuá, donde Barizone y su familia fueron a ver el atardecer. Uno de los delincuentes atacó a la esposa y, cuando el marido se acercó, recibió un corte con una faca. Murió desangrado en la playa.

Daniela, la hija de 25 años de Barizone, relató: "Cuando me di vuelta estaba uno de los ladrones y mi papá como abrazados y me estaba acercando pensando que la situación estaba bajo control hasta que vi que le clavaron el cuchillo por la espalda".

El cuerpo del cordobés será trasladado por la Provincia. El ministro de Desarrollo Social de Córdoba, Sergio Tocalli, confirmó que el gobierno pagará los costos.

La esposa de Barizone explicó que el hecho se precipitó cuando él dijo "vamos porque se está poniendo oscuro". Según su relato, cuando giró para mirarlo, observó que dos mulatos salían corriendo, pero uno regresó y forcejeó con ella para robarle la riñonera, donde llevaba su teléfono celular, el de su hija y unos 200 reales.

"Mi marido empezó a gritar 'me pegaron un tiro, me muero, me muero'. Yo pedía socorro y no sabía que hacer. Vinieron dos hombres, que lo pusieron boca abajo y veo que había un orificio del cual sangraba mucho. Finalmente, a pesar de los esfuerzos de un equipo médico que llegó al lugar, mi marido murió", explicó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?