El bebé prematuro gravemente enfermo que mejoró en la incubadora luego del abrazo de su hermanito gemelo

Deiniol (derecha) ya está en casa, pero todavía necesita oxígeno
Deiniol (derecha) ya está en casa, pero todavía necesita oxígeno
(0)
21 de noviembre de 2019  • 11:29

¿Se salvó por la cercanía de su hermanito?

Un bebé prematuro que los médicos pensaban que iba a morir mostró una mejora dramática después de que pusieran a su hermano gemelo en su incubadora.

Hannah Zimunya cree que su hijo Dylan salvó la vida de su hermano, Deiniol, al abrazarlo cuando los gemelos se reunieron en el hospital en el que estaba internado el segundo.

La madre, de 28 años, inició trabajo de parto de manera prematura en octubre de 2018.

Los médicos del Hospital Wrexham Maelor, en Gales, intentaron retrasar el alumbramiento. Pero los gemelos nacieron dos días después, a las 25 semanas de gestación.

Dylan pesaba 0,9 kg mientras que Deiniol era aún más pequeño, con solo 0,7 kg.

Ambos fueron trasladados a 96 km de distancia, a la unidad neonatal del Hospital de Bolton, en las afueras de Manchester, y les colocaron respiradores artificiales.

La madre, Hannah, cree que Dylan (izquierda) salvó a Deiniol con sus abrazos
La madre, Hannah, cree que Dylan (izquierda) salvó a Deiniol con sus abrazos

Dylan mejoró y fue llevado de vuelta al Hospital Wrexham Maelor, pero Deiniol se deterioró y se quedó en Bolton, con un suministro de 100% de oxígeno para sobrevivir, sin mostrar señales de restablecimiento.

"Al ser gemelos, esperábamos que los niños nacieran prematuramente, pero creo que nadie espera o se prepara para pasar por esto", dice Hannah, que tiene otros tres hijos con su esposo Xavi.

"Toda la experiencia fue aterradora".

Oxígeno

Cuando los gemelos tenían 14 semanas de nacidos, el personal médico estaba preocupado por el deterioro de la condición de Deiniol y llevaron a Dylan al hospital para que se despidieran.

Los gemelos pasaron unos minutos juntos en la incubadora, abrazados.

Horas después, la condición de Deiniol se estabilizóy pudieron reducirle el suministro de oxígeno al 50%.

"Cuando llamé esa noche para preguntar cómo estaba Deiniol, me dijeron que su oxígeno había sido reducido a la mitad", cuenta Hannah.

Los gemelos celebraron su primer año de nacidos en octubre
Los gemelos celebraron su primer año de nacidos en octubre

"Fue increíble. De alguna manera, Dylan, simplemente estando allí, ayudó a Deiniol", asegura.

"No esperaba eso en absoluto y tampoco las enfermeras y los médicos".

"Le salvó la vida con un abrazo"

Al día siguiente, Dylan ya se había ido y Deiniol volvió a mostrar signos de deterioro y a necesitar oxígeno al 100%, por lo que las enfermeras sugirieron llevar al hermanito de vuelta para otro abrazo, recuerda Hannah.

"En dos días, le quitaron por completo el respirador a Deiniol. Realmente fue un milagro", afirma.

"Le salvó la vida con un abrazo. Fue hermoso de ver y nos demostraron que nunca debieron separarse", sostiene.

Cath Bainbridge, partera de la Unidad Neonatal del Hospital Royal Bolton, dijo que "en el caso de estos dos hermosos niños, era indudablemente lo correcto".

Deiniol (izquierda) y Dylan, con sus padres, Hannah y Xavi
Deiniol (izquierda) y Dylan, con sus padres, Hannah y Xavi

Dylan permaneció en Bolton con Deiniol durante otros dos meses y fue dado de alta en enero de 2019. Deiniol fue a su casa en abril.

Al llegar a la casa seguía necesitando cantidades pequeñas de oxígeno las 24 horas mientras sus pulmones se vuelven lo suficientemente fuertes como para respirar de forma independiente.

En octubre pasado, los niños celebraron su primer cumpleaños con una gran fiesta, con sus hermanos TJ, de 8 años, Lily, de 6, y Thandi, de 3.

"No puedo explicar cuán feliz estoy de que los dos niños hayan celebrado su primer cumpleaños, porque hubo un momento en que no sabíamos si ambos tendrían la oportunidad", dice Hannah.

"No podríamos estar más agradecidos con los hospitales The Wrexham Maelor y Bolton", señala.

Colocar gemelos juntos en incubadoras en un intento de mejorar su condición es una práctica que se lleva a cabo en hospitales de Reino Unido, pero la evidencia sobre si realmente tiene beneficios no es concluyente.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.