El buen tiempo, la clave para que el joven turista pudiera sobrevivir 10 días en el cerro

Santos, en el medio, con una parte de los rescatistas que colaboraron en su búsqueda
Santos, en el medio, con una parte de los rescatistas que colaboraron en su búsqueda Crédito: CAB
Haber llevado comida extra también ayudó; para los rescatistas, el ingeniero de 28 años se perdió en una zona difícil
Soledad Maradona
(0)
18 de enero de 2018  

SAN CARLOS DE BARILOCHE.- Una cadena de condiciones favorables hizo que Joaquín Santos lograra sobrevivir durante diez días en la zona montañosa de los bosques del Parque Nacional Nahuel Huapi.

El buen tiempo, el racionamiento de la comida y el intento de buscar una salida al círculo cerrado donde se movía fueron las claves para que los rescatistas dieran con el joven anteayer cuando se reducían las posibilidades de encontrarlo.

"Fue una cadena de cosas que salieron a favor, el clima fue bueno, llevó más comida de lo habitual y eso permitió racionarla, y para los rescatistas también fue positivo porque había mucha gente a disposición para colaborar como voluntarios [fueron más de 80 rescatistas del Club Andino Bariloche] y se dieron las condiciones para llegar en helicóptero todos los días y transportar a los perros", enumeró Martín Raffo, jefe de la Comisión de Auxilio del Club Andino Bariloche.

Santos recibió el alta médica ayer al mediodía y se fue, junto a su familia, luego de pasar la noche en observación, en la sala de cuidados intermedios, en el Hospital Zonal Ramón Carrillo. Allí fue tratado por el cuadro de deshidratación de "leve a moderado" que padecía, luego de haber estado perdido en el área del Cerro Tronador, a 90 kilómetros de Bariloche, durante 10 días. Pero sus condiciones generales eran buenas salvo algunas heridas menores en los pies, que ni siquiera requirieron curaciones especiales.

Ahora el joven de 28 años, ingeniero en informática, oriundo de Buenos Aires, permanece con contención familiar, todavía en shock por lo que vivió la última semana y a resguardo de los comentarios que se acrecentaron en las últimas horas en esta ciudad por la posible cuota de irresponsabilidad con la que el joven inició una travesía en el parque.

Los rescatistas admiten que hubo errores, aunque prefieren no puntualizarlos. Solo Raffo, de la Comisión de Auxilio, aventuró tras haber encontrado a Santos: "Cometió un error que es salir solo a la montaña. Es algo que nadie debería hacer". Y destacó: "El resto de las cosas que hizo estuvo bastante acertado para tratar de sobrevivir el mayor tiempo posible".

Aprendizaje

Se conoció también que inició el ascenso al sendero rumbo a la laguna Ilon cuando regía una alerta meteorológica por fuertes vientos que motivó el cierre de los senderos y que no se inscribió en el registro de trekking obligatorio del parque.

"Esperamos que de esto que se hizo tan masivo, podamos capitalizarlo por la prevención", dijo Raffo a LA NACION. Uno de esos métodos preventivos es inscribirse en el registro que se creó hace algunos años con el objetivo de contar con información de los andinistas para que, en caso de una emergencia, los rescatistas tengan mayor grado de certeza de la experiencia y los elementos con los que cuenta la persona.

El Parque Nahuel Huapi fue el primero en instrumentar un registro. En 2016 fueron más de 21.000 personas las que registraron sus ascensos o circuitos a alguno de los 180 senderos de montaña habilitados. Los más reticentes son los locales que son conocedores de los circuitos, pero no escapan a ellos tampoco atravesar alguna emergencia en la montaña.

Fuente: LA NACION

En el caso de Santos, para los rescatistas no hay demasiado misterio: se desorientó. En el sector adonde ascendió el 5 pasado, en la laguna Ilon, a unas tres horas del campamento de Pampa Linda (donde debía tomar el transfer el siete), hay una diversidad de huellas que tienden a desorientar.

Raffo indica una de las posibles hipótesis por las que se podría haber perdido. "Ese sábado que él descendía había nubosidad baja y eso hace perder referencia de las montañas más grandes. Además a la salida de la laguna Ilon hay varios mallines que si no tenés una referencia grande, es fácil perderte y cuando entrás en una senda con huellas de animales, no te lleva a ningún lado", señala.

Raffo, que es un médico rescatista y experimentado andinista, consideró que "cualquiera puede perderse, incluso los que conocen la zona", y remarcó que "lo importante es que se pueda resolver de la mejor forma, por eso es importante ir de a dos, para poder retomar el camino y analizar la situación".

Santos al perder el sendero de regreso a Pampa Linda, según contó a los rescatistas, ingresó en una zona de cañadones y estuvo cerca de algunas cascadas. Indicó que nunca se dio cuenta del helicóptero que rastrillaba la zona y tampoco hizo fuego para dar señales "porque dijo que no quería provocar un incendio en el parque", le contó a Raffo cuando junto a otros rescatistas lo llevaron de regreso a Bariloche en un helicóptero.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.