El premio Nobel de Física y su paso por Buenos Aires