El príncipe Harry toma mate con poncho y facón