"¿Eres venezolano y quieres ayudar en las elecciones?" La convocatoria del Gobierno para fiscalizar

Una bandera venezolana en medio de la "marcha del millón" del pasado sábado, en apoyo a la reelección de Mauricio Macri
Una bandera venezolana en medio de la "marcha del millón" del pasado sábado, en apoyo a la reelección de Mauricio Macri Fuente: AFP - Crédito: Alejandro Pagni
María Ayzaguer
(0)
22 de octubre de 2019  • 16:15

El target: los exiliados que ya son la primera corriente migratoria del país. "¿Eres venezolano y quieres ayudar en el proceso electoral?", dice el flyer que circuló por Whatsapp invitando a jornadas de capacitación para ser fiscal en las elecciones del próximo domingo. Unos cien venezolanos se acercaron el viernes pasado hasta un instituto en Recoleta para aprender cómo pueden ayudar a fiscalizar para Juntos por el Cambio. No es la primera jornada en la que participar.

Como muchos aún no figuran en el padrón electoral, se disponen a colaborar con la logística. Es el caso de Zoraida Rivera, una joven abogada oriunda de Maturín, en el noreste venezolano, que el domingo estará trabajando en la Comuna 1. Ayudará a llevar comida, trasladar gente y otras cuestiones operativas.

"Queremos que nuestra región mantenga el hilo de democracia del que pende", explica cuando se le pregunta por qué invertirá su domingo en esa tarea. "Creemos que los jóvenes venezolanos tenemos la responsabilidad de hacer algo para que no ocurra lo mismo que padecimos en nuestro país".

El partido en el que militaba en Venezuela (Primero Justicia, su referente más popular es Henrique Capriles) actualmente está inhabilitado para participar en elecciones. En parte por eso cree que en Argentina debe "salir a defender la democracia con uñas y dientes".

Apuesta

¿Y por qué apostar por el oficialismo? "Alberto Fernández dice que en Venezuela hay democracia y Cristina Fernández que tenemos problemas similares de alimentación. Entonces cuando tu oyes declaraciones desde este punto de vista, te das cuenta del reflejo de la visión política que piensan aplicar", explica.

Angélica Delgado, una venezolana de 38 años en la marcha del Obelisco. "Me gustaría que los argentinos vean en nosotras un espejo; que luchen por la libertad, el futuro y la paz".
Angélica Delgado, una venezolana de 38 años en la marcha del Obelisco. "Me gustaría que los argentinos vean en nosotras un espejo; que luchen por la libertad, el futuro y la paz". Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

Desde que se inició la diáspora venezolana en 2012, la Dirección Nacional de Migraciones local otorgó cerca de 170.000 radicaciones a venezolanos. Muchos de ellos ven con buenos ojos el gobierno de Macri porque fue uno de los primeros mandatarios latinoamericanos en pronunciarse contra Nicolás Maduro y apoyar a Juan Guaidó. Las enormes banderas venezolanas en la Marcha del Millón en el Obelisco el sábado pasado dan cuenta de la adhesión a Juntos por el Cambio.

"No queremos volver atrás", dice Jesús Bonillo, un relacionista público de 23 años oriundo de Anzoátegui que también participó de las jornadas de capacitación. Él llegó a Buenos Aires hace un año y medio junto a dos compañeros de trabajo. Los tres se desempeñaban en el área de comunicaciones de una alcaldía y militaban en un movimiento estudiantil. "Debido a la censura y la persecución nos tuvimos que retirar. Yo vivía en un piso 9 y justo enfrente del edificio se instaló el SEBIN (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional). No había barrotes, pero estaba preso en mi propia casa", cuenta.

Expatriados

Desde su punto de vista, los venezolanos expatriados tienen la responsabilidad moral de que la situación de su país "no se replique en ningún sitio". Y eso implica evitar el regreso del kirchnerismo. "No nos sentimos cómodos con una persona que pueda querer volver a lo mismo".

No es la primera vez que Jesús fiscaliza en una elección: en Venezuela participó del proceso parlamentario del 2015 y en unas elecciones para gobernador del 2017. Pero hay dos diferencias significativas entre ambos sistemas: en su país hace tiempo se implementó el voto electrónico y allí el sufragio no es obligatorio.

Está convencido de que esta elección será crucial para el rumbo de la Argentina en los siguientes veinte años y por eso quiere ayudar a una victoria de Juntos por el Cambio. "Más allá de mi convicción por lo que viví en Venezuela, yo también vivo en la Argentina, pago impuestos y la siento como mi casa. No me parece correcto vivir otra situación similar", dice.

El vínculo de fiscales venezolanos con el PRO comenzó cuando un grupo de jóvenes fueron invitados a hablar en las capacitaciones para fiscales argentinos. "Los chicos contaban sus historias espeluznantes de lo que estaba pasando allá y por qué tuvieron que escapar. Rematábamos las charlas con su testimonio", cuenta Ricardo Pagola, director de Coordinación Territorial de la Cámara de Diputados de Buenos Aires y antiguo capacitador del PRO. "Como cada vez más chicos venezolanos querían venir a las capacitaciones se decidió hacer una solo para ellos. El viernes fueron ciento y pico de personas, estuvo extraordinario" dice respecto del encuentro en Recoleta.

Sophia Romero, una estudiante de 20 años de Anzóategui, asistió a una cita previa que se realizó en el mismo lugar hace dos semanas. Tiene un DNI temporario con el que no puede votar, ni tampoco fiscalizar, pero estará prestando apoyo para lo que se la necesite en la elección del domingo.

"Es un granito de arena de agradecimiento a los argentinos que se han portado demasiado bien con nosotros. Yo llegue acá el 2 de diciembre con apenas 300 dólares en la mano. Allá tuve que dejar mis estudios de Economía, ahora estoy trabajando y me mantengo. El domingo quería quedarme en Capital, pero ya dije que donde me necesiten voy", asegura.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.