En Cariló, Pinamar y Mar de las Pampas ya empezó la temporada de reservas firmes

En Cariló hay buena expectativa de cara al verano
En Cariló hay buena expectativa de cara al verano Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi
Darío Palavecino
(0)
15 de octubre de 2019  • 12:07

MAR DEL PLATA. El tiempo acompañó poco. Lo cierto también es que para nadie pudo ser sorpresa porque el pronóstico advertía con buena anticipación la transición desde un viernes tibio y con nubarrones a un lunes gris y frío. Y así fue. La lluvia quedó a varios cientos de kilómetros y los turistas pudieron transcurrir en la costa una escapada distinta, sin las multitudes de un fin de semana largo tradicional pero con algunos incentivos, tanto para los que llegaban con sus valijas como para los comerciantes que aquí los esperaban ansiosos y con brazos abiertos.

La playa estuvo solo para caminatas. A medida que pasaron las horas y los días, con un poco más de abrigo, porque las temperaturas fueron en descenso y llegaron a este lunes con casi un dígito de sensación térmica. Un pecado para estos tiempos de primavera y salidas cerca del mar.

A la oportunidad del paseo se sumó la de empezar a definir vacaciones de verano. Una decisión que implica alojamiento y la oferta, según el destino, se empieza a completar. En plazas como Cariló, Pinamar y Mar de las Pampas ya empezó la temporada de reservas firmes. Durante septiembre se incrementó fuerte la demanda vía web y en estos últimos tres días, con interesados presentes, hubo consultas, recorridas por inmuebles y más confirmaciones.

Aquí, en Mar del Plata, los tiempos son más lentos y la vidriera todavía no está completa. Más que posibles inquilinos anduvieron dueños con intenciones de alistar propiedades, definir valores y recién ahora empezar a buscar clientes. Aunque en buena medida se percibe cierta especulación para poner precios en dos semanas, con el resultado de las elecciones puesto y las primeras reacciones del mercado.

"Es un escenario difícil por tratarse de un año electoral, pero estamos convencidos que tendremos buena cantidad de visitantes", arriesga el presidente del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de Mar del Plata, Miguel Ángel Donsini. Está convencido que más allá de la crisis las familias tienen "necesidad" de vacaciones para cambiar de aire y despejarse de lo que fue este año complicado. "Se palpita que vendrán por período muy cortos, pero estas estadas más breves van de la mano con un mayor nivel de gasto", aseguró.

El sector hotelero informó que la ocupación durante estas últimas tres jornadas promedió el 70%. Nada mal para un fin de semana con un feriado distinto, ya que la condición de jornada no laborable aplicaba para el sector público y bancos. Para el resto de los rubros era voluntario.

Un informe de la Unión del Comercio, la Industria y la Producción (UCIP) asegura que el nivel de ventas no fue el esperado y el 53% de los consultados consideró que no quedaron saldadas las expectativas que tenían para este fin de semana. Los más satisfechos pertenecen al rubro indumentaria y calzado y relacionaron con promociones puntuales, como las de un banco oficial que reintegraba hasta el 40% de la compra realizada.

Desde Cariló confirmaron a La Nación que, tal como se preveía, iban a tener una excelente ocupación y mucha demanda en el sector inmobiliario para consultar y contratar propiedades para la temporada. Las reservas logradas se enfocaron en la segunda quincena de diciembre y enero. Pasar las fiestas de fin de año entre bosque y playa hace varias años que es un producto de alta y creciente demanda.

En los aparts y complejos de la localidad la ocupación rondó el 85% con pedidos desde mitad de semana. "Tuvimos final de torneo y la ocupación comenzó bien temprano", contó a La Nación el responsable de Village Saint Germain y Cariló Golf, Nelson Valimbri.

Es de los que destaca que volvieron a encontrarse ahí con gente que hacía mucho no venía por Cariló. Varios de ellos prometen retomar sus veraneos en esas playas. "Estamos muy bien de reservas para las fiestas de Fin de Año y se reactivó mucho el pedido para el resto de la temporada", destacó.

Como informó La Nación la semana última, los alquileres para el próximo período estival registran incrementos desde el 30 al 50% con respecto a los valores que se pagaron hace diez meses. Aquel piso lo marcaron los martilleros marplatenses, decididos a formar precios competitivos. La suba mayor se da en los destinos más cotizados, donde incluso se apostó a dolarizar algunas propiedades para no tener sobresaltos en la rentabilidad buscada.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.