En medio de críticas, se filtraron preguntas de la evaluación escolar

Hoy y mañana, casi 1,5 millones de alumnos de todo el país participarán de la encuesta Aprender; quejas de docentes
María Elena Polack
(0)
18 de octubre de 2016  

“¿Las maestras y maestros se enojan con ustedes? 1. Muchas veces. 2. Algunas veces. 3. Casi nunca.” “¿Las maestras y maestros te escuchan? 1. Muchas veces. 2. Algunas veces. 3. Casi nunca.”

Preguntas como éstas son las que 1.400.000 alumnos de todo el país responderán hoy y mañana como parte de la evaluación Aprender 2016, que se hará en 31.000 establecimientos públicos y privados y procurará obtener una radiografía con los índices de aprendizaje escolar y el clima que viven los alumnos en el aula y en la vida familiar.

Sin embargo, en medio de críticas de docentes y de algunos padres, en las últimas horas las redes sociales ardieron con imágenes del cuestionario, difundidas por un sinfín de profesores a pesar de que hay normas que lo impiden.

La primera evaluación de conocimientos escolares de la gestión de Mauricio Macri se desarrollará en un clima de conflicto con los gremios del sector. Los más radicalizados son los de Santa Cruz, que convocaron a un nuevo paro de actividades en contra de esta prueba y en reclamo de mejoras salariales. Es el distrito que, al menos en el ámbito estatal, menos días de clases ha tenido en lo que va del año.

Atento a las críticas, el presidente Mauricio Macri exhortó ayer a los gremios, padres y docentes a colaborar con la prueba: "En este camino de la reducción de la pobreza, que llamamos pobreza cero, los dos elementos centrales son la educación y la creación de empleo, y sin una educación de calidad no va a haber un empleo de calidad".

Poco antes de viajar a Japón, el ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, reiteró su compromiso de "garantizar el operativo". "Es una pena esta postura [de los gremios], es como enojarse con una radiografía porque el hueso está quebrado", añadió, al descartar que la intención de la prueba sea establecer rankings. "Queremos tener información para tomar mejores decisiones", afirmó.

Preguntas que incomodan a los docentes
Preguntas que incomodan a los docentes Fuente: LA NACION

"Existe el peligro de que se establezca un ranking de escuelas y que luego se defina la inversión que recibirá cada establecimiento en función de su ubicación en esa lista", alertó Mariano De Negris, secretario de prensa de la Unión de Trabajadores Estatales (UTE), que depende de Ctera.

La UTE rechazó el sistema de multiple choice y calificó el operativo de "descontextualizado", por no contemplar las diferencias entre alumnos de distintas regiones del país, y lamentó que para el diseño del cuestionario no se haya convocado a los sindicatos docentes.

Denominada Aprender 2016, la evaluación, que suscitó un fuerte rechazo de los gremios docentes, se propone relevar información sobre dos dimensiones. Los "aprendizajes alcanzados": capacidades, contenidos y conocimientos. Y las "condiciones de aprendizaje": el clima y el contexto, el modo de empleo de nuevas tecnologías y las percepciones generales sobre el proceso educativo, entre otros ítems.

De la prueba participarán 840.028 alumnos del nivel primario (3° y 6° grados) y 518.456 del secundario (de 3° y 5° o 6° años, según la jurisdicción). Se evaluarán, con la modalidad de multiple choice, conocimientos sobre lengua y matemática en la primaria y sobre lengua, matemática, ciencias sociales y ciencias naturales en el secundario.

Prueba rentada

Para desarrollar la evaluación participarán 31.365 directores de escuelas, que actuarán como veedores, y 71.606 maestros y profesores, como aplicadores. Los directores cobrarán $ 2000 y los docentes, $ 1000. "En todas las pruebas que se han realizado desde 1993, incluidas la ONE (nacional) y PISA (internacional), los docentes han cobrado por esas tareas específicas", explicó a LA NACION Elena Duro, secretaria nacional de Evaluación Educativa.

La prueba es de asistencia obligatoria, por lo que los alumnos que no fueron convocados no tendrán clases, porque habrá un cruce de docentes entre las escuelas más próximas.

Toda la evaluación, tanto en el aspecto de conocimiento como de clima, es anónima. "Los alumnos de 5° año del secundario pueden voluntariamente poner su nombre en el cuestionario complementario (el que se refiere al clima escolar) y participar de una selección de becas del 70% del curso, unos $ 6200, para seguir la carrera docente", explicó Bullrich.

Para justificar esta modalidad, Bullrich recordó que "Singapur da grandes becas a los mejores estudiantes secundarios para que luego sigan la carrera docente. Así es como están liderando los rankings internacionales de educación".

Se filtraron las preguntas de la prueba de educación Aprender

10:22
Video

Muchos padres de alumnos de primaria y secundaria también rechazan la prueba y hasta admiten en sus núcleos de amigos que han autorizado a sus hijos a no presentarse a la evaluación.

"No me importa que sea obligatoria. Este gobierno quiere privatizar la educación y quiere demostrar que las escuelas públicas no sirven para nada. Yo no voy a prestar a mi hijo para ese juego político", deslizó a LA NACION Guillermo M., de 43 años y vecino de Belgrano, cuyo hijo concurre a 5° año de una escuela privada de la zona y fue seleccionado para participar de la evaluación.

"¿Viste la pregunta capciosa que hacen sobre la semana?", planteó anoche Romina C., de Pilar, mientras volvía a mirar en su pantalla del celular la imagen que otra madre le había pasado por WhatsApp. Se refería a la consulta del capítulo de matemática: "¿Cuántas horas hay en una semana de 5 días? A) 420. B) 300. C) 168. D) 120". "La semana, dice el diccionario, tiene siete días. Hasta está mal enunciado lo de semana de cinco días", concluyó mientras organizaba su día libre con su hijo, que está inquieto por el inminente viaje de egresados de 6° grado a Tandil, el primero que realizará sin sus padres.

Ni las autoridades nacionales ni los gremios albergan esperanzas de que, en el aspecto educativo, la evaluación pueda dar sorpresas positivas. Las pruebas nacionales e internacionales de los últimos años han demostrado las falencias de aprendizaje que tienen los alumnos. El 53,6% de los chicos de 15 años no supera el nivel mínimo de lectura; el 66,5%, la comprensión de matemática, y el 50,9%, la capacidad de entender ciencia. Esas cifras de PISA ubicaron al país entre los peores de América.

Se estima que los resultados de las evaluaciones estarán disponibles para los primeros meses del ciclo lectivo 2017, aunque no se pondrán a disposición pública los resultados discriminados "por escuela", sino de manera global. Quizá para esa altura aún no se hayan acallado las críticas sobre los resultados de la última evaluación PISA, que se efectuó hace dos años en todo el país y que se difundirán en algún momento de diciembre de forma simultánea entre los más de 60 países en los que se realizó.

Con la colaboración de Fernando J. de Aróstegui

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.