Fue desalojada una "villa gay" detrás de la Ciudad Universitaria

Decisión: por orden del juez Adolfo Bagnasco, la policía reubicó provisionalmente en un hotel a los ocupantes del asentamiento.
(0)
16 de junio de 1998  

(DyN).- El asentamiento conocido como Villa Gay, situado detrás de la Ciudad Universitaria porteña, fue desalojado ayer y sus habitantes, llevados a un hotel donde tienen asegurado alojamiento sólo durante siete días.

La medida fue llevada adelante a pesar de la reunión prevista para el próximo jueves, cuando los habitantes de la villa y las autoridades del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires debían acordar una solución.

Unos cuarenta efectivos de la Policía Federal llegaron al asentamiento y advirtieron a sus pobladores que debían abandonar el lugar antes del mediodía.

Fuentes policiales dijeron que los efectivos correspondían a la comisaría 51a.

Como única alternativa, las autoridades les ofrecieron alojamiento durante siete días en un hotel de la avenida Eva Perón al 1800.

Reacciones

La noticia provocó indignación entre los habitantes de la villa, quienes estaban esperanzados en las negociaciones que mantenían desde mayo los abogados de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) y los responsables de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la comuna.

El desalojo había sido ordenado el viernes último por el juez Adolfo Bagnasco.

"En el juzgado y en el gobierno porteño habían prometido que esto no iba a terminar de forma traumática, pero evidentemente alguien mintió", aseguró a DyN la abogada Angela Vanni, de la CHA.

Vanni actuó de mediadora ayer entre los ocupantes de la villa y la policía para evitar un enfrentamiento de mayores consecuencias.

Finalmente, tras horas de discusiones, y en medio de la tensión generada por el incendio de dos casillas de la villa, los pobladores aceptaron abandonar el lugar y alojarse en el hotel.

Resistencia

Un grupo de 25 personas, en tanto, se instaló al amparo de una bajada de la autopista 9 de Julio porque -dijeron- en el hotel les prohibieron entrar con sus mascotas.

"Nadie está seguro de lo que pasará cuando venza el contrato en el hotel, dentro de siete días. Nadie sabe si el alojamiento será renovado o no", advirtió Vanni.

Las personas desalojadas y las autoridades de la CHA se reunirán hoy, a las 11, en la sede del gobierno porteño para exigir explicaciones por las promesas incumplidas.

Vanni aseguró que la subsecretaria de Derechos Humanos de la Nación, Inés Pérez Suárez, también había prometido buscar soluciones para el conflicto.

Las parcelas ocupadas por la Villa Gay pertenecen a la Universidad de Buenos Aires, que tiene como objetivo construir un parque de acceso público.

En su momento de mayor población, la villa albergaba a unas 300 personas y había sido fundada por homosexuales, aunque finalmente fueron minoría entre sus habitantes.

El asentamiento nació a partir de una red de solidaridad, donde los homosexuales buscaron refugio contra persecución policial, las necesidades económicas y, muchas veces, el rechazo de sus familiares.

Con referencia a la propiedad del lugar, las autoridades de la UBA explicaron que los terrenos fueron cedidos a la Universidad por medio de un convenio con el gobierno porteño, con el propósito de levantar un parque público.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.