Hans Ulrich Obrist: “¿Se imaginan qué pasaría si el presidente tuviera un artista en su equipo? El mundo sería otro”