Jorge Triaca debe aceptar que es padre de una niña

Fallo: la menor es fruto de una breve relación con una ex colaboradora; la Justicia obligó al ex ministro a pagar $ 20.000 por daño moral.
Fallo: la menor es fruto de una breve relación con una ex colaboradora; la Justicia obligó al ex ministro a pagar $ 20.000 por daño moral.
(0)
29 de septiembre de 1999  

El ex sindicalista y ex ministro de Trabajo Jorge Triaca debe reconocer la paternidad de una niña de nueve años que tuvo con una ex colaboradora cuando se desempeñaba en esa cartera, según determinó la Justicia. Además, el ex sindicalista deberá pagar 20.000 pesos por resarcimiento de "daño moral".

La niña nació como consecuencia de una relación ocasional de Triaca con una ex vocera de prensa, quien debió renunciar a su puesto en el Ministerio de Trabajo porque "sufrió presiones a raíz del embarazo". Según consta en la demanda, la madre de la pequeña -cuya identidad se mantiene en reserva por razones legales- fue blanco de varias amenazas.

Hasta ahora, la mujer afrontó sola la crianza de su hija porque el ex ministro Triaca siempre se negó a reconocer la paternidad.

Pero la Sala J de la Cámara Civil confirmó una sentencia de primera instancia del juez Omar Cancela, que determinó que la menor es hija de Triaca y de su ex colaboradora.

Las pruebas de ADN que se le efectuaron a la niña y al ex ministro en los Estados Unidos comprobaron, con un 99,99 por ciento de certeza, la paternidad, según informó el abogado de la mujer, Gustavo Romano Duffau.

Los análisis, realizados en el prestigioso centro Life Codes, estuvieron listos en 1994. Pero quedaron en poder de la embajada argentina en los Estados Unidos durante más de tres años. Y sólo luego de varios reclamos del magistrado fueron remitidos a Tribunales vía Cancillería.

El caso llegó a la Cámara porque todas las partes quedaron disconformes con el fallo de Cancela y apelaron.

Carencia afectiva

Los camaristas Zulema Wilde, Ana María Brilla de Serrat y Benjamín Zaccheo fijaron un resarcimiento en concepto de "daño moral" de 20.000 pesos, como había pedido la asesora de menores Elsa Arias. Romano Duffau explicó que ese monto fue establecido a raíz de la "conducta negativa respecto del reconocimiento de filiación" por parte de Triaca.

En el fallo, la Cámara sostuvo que el dinero "no puede resarcir el desamor, la carencia afectiva, la falta de apoyo espiritual y la no pertenencia a determinados grupos familiares".

Triaca apeló el fallo ante la Corte Suprema.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.