Judíos: “Matar a otro no es una cuestión de fe"