La Ciudad quiere ser evaluada

Lucía Marroquín
(0)
22 de agosto de 2012  

La ciudad de Buenos Aires tendrá su propio reporte del informe PISA 2012, una prueba internacional que evalúa el rendimiento escolar de los alumnos de 15 años.

La idea del gobierno porteño es despegar de los malos resultados de los últimos dos informes que se realizaron, en los cuales la Argentina aparece con un inquietante deterioro educativo en los últimos tres años.

En esta prueba desarrollada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) Buenos Aires siempre ha participado con 12 o 13 escuelas. Este año, según informó el Ministerio de Educación porteño, se incluirán 60 establecimientos públicos y privados para constituir un reporte propio.

El pedido especial a la OCDE surge del hecho de que en las pruebas del Operativo Nacional de Evaluación (ONE) el rendimiento de los alumnos de la ciudad de Buenos Aires es levemente superior al del total del país. "Es importante que Buenos Aires, el distrito con mayor producto bruto del país y con mayor nivel educativo, pueda compararse con el resto del mundo", dijo un colaborador del área educativa de la Ciudad.

Los resultados de PISA 2009 fueron preocupantes para la Argentina: de 65 países que participaron del estudio ocupó el puesto 58, o sea que quedó ubicada entre los últimos en rendimiento educativo.

La selección de las escuelas y de los alumnos para el PISA que comienza la semana próxima se realizó por sorteo en el Australian Council for Educational Research.

A diferencia de las evaluaciones nacionales, que miden conocimientos curriculares, las preguntas de la prueba PISA tienen que ver con conceptos aplicados a situaciones de la vida cotidiana que se evalúan a través del sistema de multiple choice . También se requiere información estadística de contexto socioeconómico del alumno y de la institución.

La Argentina participa de este estudio desde 2000. Algunos funcionarios han desestimado sus resultados al considerar que no son aplicables en el país.

El informe, que sólo estará listo el año próximo, permitirá al Ministerio de Educación porteño comparar a la ciudad en términos de rendimiento escolar con el resto del país y el mundo.

"De una evaluación así se desprende cuál es la adecuación de nuestro diseño curricular a las necesidades del mundo del trabajo y la integración a la vida social", afirmó un funcionario del Ministerio. Este año, la prueba está especialmente orientada hacia las ciencias.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.