La hija de un diputado K, al frente de la "toma"

(0)
13 de julio de 2012  

Macarena Kunkel. Con ese apellido no podía pasar inadvertida en la "toma" del Colegio Nacional de Buenos Aires, que además la tiene como una de sus protagonistas más duras. Hija del diputado del Frente Para la Victoria (FPV) Carlos Kunkel, Macarena, de 17 años, cursa 5° año en la institución y es vocal del Centro de Estudiantes luego de perder las elecciones del año pasado como candidata de La Jauretche contra el frente conformado por las agrupaciones Desde Bolívar y La Caravana. Aunque las decisiones en el Centro de Estudiantes se adoptan en asambleas estudiantiles, Macarena, fanática de Boca Juniors, fue una de las que más pujaron por tomar el tradicional edificio de la calle Bolívar.

Buena alumna, según sus profesores, inteligente, locuaz y de unos potentes ojos claros, Macarena parece haber heredado el ADN político de su padre. También es uno de los cuadros políticos de La Cámpora en este colegio del que egresaron, entre otros, Andrés "Cuervo" Larroque, Mariano Recalde y Axel Kicillof.

"Todo parece indicar que soy la única idiota a la que le emociona el 1er día de clases y hasta se compró útiles cual niña de 4togrado", dijo con candidez Macarena en su cuenta en Twitter en marzo pasado. Otra de sus misivas en la red social muestra algo más de su personalidad: "Querer hacer fútbol femenino como deporte en el colegio y que te excluyan por ser de 5to #discriminación".

También, al parecer, heredó cierta aversión hacia la prensa: ayer fue imposible contactarla en la toma del colegio y sus compañeros respondieron con evasivas. Aunque en su rol no pudo evitar salir por una radio porteña donde la consultaron acerca de qué pensaba su padre.

"No me lo crucé desde que vine al colegio a mi papá, no sé qué opina de esto; yo estoy como representante del Centro de Estudiantes", afirmó.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.