Suscriptor digital

La historia de Smiley, el perro ciego que ayuda a pacientes y personas con discapacidad

Smiley y su dueña
Smiley y su dueña Crédito: Trainingthek9way.com
Nació sin ojos y vivió en un refugio los primeros años de su vida... pero fue adoptado y entrenado para inspirar a muchas personas
(0)
16 de diciembre de 2016  • 02:05

Con diez años, Smiley es uno de los perros más famosos de Canadá. La popularidad de este Golden Retreiver en las redes sociales ha venido en aumento gracias a su historia, contada y compartida por su dueña y entrenadora Joanne George.

"Smiley vino a mí en el 2004", dice su dueña. "Tenía 1 o 2 años y nació sin ojos. Hasta ese momento había vivido en un ambiente agresivo, rodeado de otros cachorros en un refugio en el que lamentablemente no contaban con las condiciones necesarias para su discapacidad", agrega.

Smiley
Smiley Crédito: Trainingthek9way.com

En su página, George dice que Smiley sufría de ansiedad cuando llegó a su hogar, y que su rostro estaba cubierto de cicatrices. Pero con paciencia, logró entrenarlo y cambiar su vida radicalmente.

La mujer, que es voluntaria en centros para personas con discapacidades, comenzó a llevar a Smiley a terapias para que su interacción con los pacientes ayude a su recuperación. "Smiley inspira a todos, incluso a César Millán -el famoso entrenador de perros-, con quien compartió escenario en tres ocasiones", dice orgullosa la dueña de Smiley.

Sin su vista, pero con un olfato y escucha altamente desarrollado, Smiley continúa siendo un ejemplo de superación para muchos. De hecho, César Millán remarca sobre la historia de Smiley: "No importa dónde o cómo un perro comienza su vida, porque es capaz de superar y convertirse en un perro feliz y estable". Porque los perros no se detienen en el pasado. Sólo viven en este momento.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?