“La peor temporada de la historia”. Mar del Plata tuvo un 50% de turistas menos que el verano pasado