La Plata: se incendió una biblioteca popular luego de una quema de colchones

El espacio cultural se ubica en un parque, donde viven personas sin techo, quienes abrían iniciado el fuego; el incidente provocó una pérdida material para la comunidad
El espacio cultural se ubica en un parque, donde viven personas sin techo, quienes abrían iniciado el fuego; el incidente provocó una pérdida material para la comunidad
María Pettinelli
(0)
19 de mayo de 2020  • 06:29

La biblioteca infantil Del otro lado del árbol ubicada dentro del Parque Saavedra, en La Plata, sufrió un incendio este fin de semana, lo que provocó la pérdida de al menos 200 libros, entre otros daños materiales.

La fundadora del espacio, Paula Kriscautzky, es una docente que desde hace algunos años se dedica exclusivamente a dirigir este espacio público y comunitario. "Quienes trabajamos ahí decimos que es la biblioteca mas linda del mundo. La energía se siente en el aire", cuenta a LA NACION .

Al ser alertados este sábado sobre un foco de incendio en el parque, algunos de los trabajadores del espacio tuvieron que abandonar su cuarentena para dar cuenta de que las llamas habían alcanzado una parte de la biblioteca. Según explica Paula, en los alrededores viven personas en situación de calle, con quienes siempre han convivido sin mayores problemas, pero, el fin de semana, algún conflicto que desconoce desencadenó la quema de colchones que luego provocó el fuego en el lugar.

Las llamas destruyeron al menos un cuarto de la biblioteca y el mismo trabajo de rescate de los bomberos, cientos de libros, que ahora intentan ser rescatados.

Según pudo saber LA NACION, el espacio cultural recibió asistencia por parte del Estado y el compromiso de las entidades municipales de asegurar la vigilancia en el espacio público para que esto no vuelva a suceder, así como también la atención necesaria para aquellas personas sin techo.

"Ahora estamos pensando en cómo recuperar lo que se perdió. La mampostería del cielo raso, las paredes, cosas que para una biblioteca popular siempre son muy difíciles de reconstruir. Sin embargo, las muestras de amor y solidaridad nos llegaron a borbotones. Un cúmulo de amorosidad que hizo que se me fuera la angustia", revela Paula, ya un poco más aliviada.

La pérdida de su hija Pilar, en 2011, la impulsó a embarcarse en este proyecto ideado para homenajear "su inmensa ternura y su incansable lucha". Su situación particular, su tragedia, se transformó en un gran colectivo que fue creciendo con los años."El lugar es hermoso y es un espacio de militancia por los derechos de los niños y las niñas", describe.

La biblioteca tiene alrededor de cinco mil socios y cuenta con 16.500 libros, ofrece talleres y espectáculos de artistas callejeros, pero principalmente se aboca a preservar la salud, la educación y el bienestar de más de 10 mil chicos por año.

El espacio está rodeado de árboles, debajo de donde los niños se sientan a leer. Quienes visiten el lugar pueden conocer también un barco pirata, una aldea de duendes y un bosque de tambores, lugares de fantasía que los invita a desarrollar la imaginación y el juego.

"Creemos que las infancias tienen que ser habitadas, que deben ser de sol, de conectar con la naturaleza y de vivir las historias desde lo lúdico", dice Paula, quien, a lo largo de los años, supo rodearse de cientos de colaboradores y de 50 personas que la acompañan en el trabajo diario de la biblioteca. Todos ellos creen en esa afirmación.

"Esto me ha hecho pensar que se construyó una red amorosa muy grande en estos nueve años. La gente quiere genuinamente a la biblioteca porque es parte de ella", reflexiona Paula. Una vez más, será cuestión de ternura y lucha.

Se incendió una biblioteca popular
Se incendió una biblioteca popular

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.