Los conductores del tren y el colectivo están bajo custodia policial