Misión cumplida: épica cumbre en el Aconcagua

Ezequiel Baraja, el espartano, y Julián Weich, llegaron a la cima de América
Ezequiel Baraja, el espartano, y Julián Weich, llegaron a la cima de América Crédito: Marcelo Aguilar
María Ayzaguer
(0)
4 de marzo de 2018  • 17:17

Lo lograron: la bandera de los Juegos Olímpicos de la Juventud Bs. As. 2018 ya flamea en la cima del Aconcagua. Luego de una larguísima jornada, Ezequiel Baraja, el espartano, y Julián Weich, fueron los encargados de llevarla a la cumbre de 6962 metros de altura. Los acompañaron Ulises Corvalán y Guillermo Fuentes, dos guías de la expedición, y Pablo Betancur, el camarógrafo.

"Fue un día épico, es realmente increíble lo que pasó", contó a LA NACIÓN Matías Gutiérrez Moyano, ideólogo del proyecto. "Julián y Ezequiel son héroes. No existe en el Aconcagua una expedición no profesional, o de personas que no son montañistas, totalmente inexpertas, que hayan sufrido tales condiciones climáticas y que hayan hecho lo que hicieron".

Se refiere a la intensa nevada con la que se despertó la comitiva el día de ayer. Salieron a las seis de la mañana con 80 cm de nieve, en una caminata que demanda alrededor de diez horas. Lo normal hubiera sido salir a las dos de la mañana, pero se decidió descansar unas cuatro horas más porque estaban todos agotados del esfuerzo del día anterior.

Partieron desde el campamento de Cólera, a 5970 metros de altura, Ezequiel Baraja, Julián Weich, Álvaro Casillas y Pinky Zuberbhuler. Por su parte, otros tres miembros de la expedición se quedaron allí: Peter Czanyo, Pilar Pereyra y Silvio Velo no se habían recuperado totalmente y decidieron que Cólera sería su cumbre.

A mitad de camino, Álvaro Casillas y Pinky Zuberbhuler decidieron volver al campamento, estaban agotados.

Continuaron Ezequiel Baraja y Julián Weich en paso lento pero firme hacia la cumbre.Lo lograron, a las 19.15 horas y luego de caminar más de once horas sin parar, entre una altitud aproximada de entre 6.000 y 6962 metros.

"Realmente quisieron transmitir a toda costa el mensaje de la esperanza ante la adversidad y de que se puede tener siempre una segunda oportunidad", resumió Matías Gutiérrez.

¡Misión cumplida!

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.