Montevideo explotó con el tronar de los tambores

Miembros de una comparsa, un grupo de carnaval uruguayo, participan en el desfile de Llamadas, una fiesta callejera con raíces tradicionales afro-uruguayas
Miembros de una comparsa, un grupo de carnaval uruguayo, participan en el desfile de Llamadas, una fiesta callejera con raíces tradicionales afro-uruguayas Fuente: Reuters - Crédito: Andres Stapff
Nelson Fernández
(0)
10 de febrero de 2019  • 12:44

MONTEVIDEO.- No es posible quedarse quieto cuando el ventarrón candombero pasa cerca. Unos mueven la cintura, otros levantan los brazos, otros dudan entre aplaudir o imitar el sonido de la cuerda de tambores, pero nadie puede quedar como espectador sereno.

Las callecitas de los barrios Sur y Palermo tienen ese no sé qué de cada febrero con el tronar de tambores que recrean la fiesta que viene del principio de la historia del Río de la Plata, la que trajeron del África aquellos esclavos que se negaban a limitarse a servir a otros, y se llamaban golpeando lonja y madera para vibrar con su música.

El último fin de semana el piano, chico y repique, los tres tipos de tamboriles del candombe afro-uruguayo, sacudieron el centro-sur montevideano con otra edición de las Llamadas, que justamente ganó una comparsa que se llama "Tronar de Tambores".

La tradición se mantiene desde el 1800 y se expandió con fuerza; ya no es patrimonio de los negros montevideanos, ni exclusividad de la celebración de San Baltazar o el Carnaval: el candombe como expresión cultural afro uruguaya se ha expandido a todos los barrios de Montevideo y a todas las ciudades del interior. Además, se vive cada domingo con ensayos en mil esquinas, con negros y blancos, orientales y extranjeros.

Leyenda

La comparsa ganadora de este año es la liderada por una leyenda viviente del candombe oriental, la única súper figura que compartió baile con Rosa Luna, el Negro Pirulo, Marta Gularte, la Negra Johnson, Zulú y otros. Algunos de ellos, murieron en brazos de Julio Sosa, alias Piel Kanela que mantiene vigencia a los 85 años y en la madrugada del domingo festejó con algarabía en su barrio, el Cerrito de la Victoria.

Don Julio nació en un pequeño pueblo llamado Nico Pérez, se crió en ambiente de la noche y lupanares y de adolescente comenzó a destacarse como un bailarín cautivante. Brilló en el cabaret de fines de los 40 y llevó su ritmo a París. Nunca paró de bailar.

En la cuerda de tambores de la comparsa de Kanela, la ministra de Educación y Cultura, María Julia Muñoz, era una de las que llevaba colgado el tamboril y tocaba sin parar todo el desfile que serpentea la pintoresca calle Isla de Flores.

Una de las vedettes y nueva estrella de "Tronar" fue la conductora de televisión Andy Vila, que deslumbró como destaque del conjunto de Piel Kanela.

Muchos turistas extranjeros llegaron para esta fiesta de Llamadas que se extendió de jueves a la noche hasta la madrugada de este domingo. Los vecinos que tienen vista privilegiada acondicionan sus casas, alquilan balcones, y venden entradas para sus azoteas con servicio de picada de carne y choripanes que se cocinan en los tradicionales "medio-tanques".

Ganador

El primer puesto de la edición 2019 fue para Tronar de Tambores con 436 puntos, seguida de Cenceribó con 429 puntos y Valores con 428 puntos. Estas dos fueron buenas sorpresas frente a comparsas de larga tradición. En el puntaje siguieron: Uráfrica, La Jacinta, La Unicandó, La Tangó, Candongafricana, Sarabanda, Cuareim 1080, Yambo Kenia y La Gozadera, entre casi 50 comparsas.

Las Llamadas comenzaron en tiempos del Virreinato del Río de la Plata y fueron desarrollándose en el tiempo hasta la creación de las Sociedades de Negros y Lubolos como grupos del carnaval montevideano. Los lubolos son los blancos pintados de negro, y en los últimos años se dio una masiva incorporación de gente al candombe; todos los domingos se hacen desfiles en todos los barrios.

Pero las fiestas principales se hacen cada 6 de enero por el Día de San Baltasar, o la Llamada de Reyes y en el primer viernes de febrero, cuando las comparsas ofrecen su espectáculo más fuerte, con gran despliegue de personajes, vestimenta, maquillaje y muchos tamboriles, en la zona donde nació el candombe como tal, en el entorno de los conventillo Mediomundo de Barrio Sur y el complejo Reus al Sur en Palermo. Ahí está el origen de dos estilos rítmicos candomberos, el de Sur y el de Ansina (Palermo).

Ahora, los que quieren vivir la fiesta del candombe pueden ver los espectáculos de comparsas en el Teatro de Verano del Parque Rodó durante lo que queda de febrero y marzo, o ir el resto del año a cualquier barrio de la capital uruguaya, con el repique de esquinas montevideanas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.