Nuevo túnel donde estaba el Warnes

Viaducto: se inaugurará en la avenida Chorroarín; los vecinos protestan porque las calles son muy angostas; habrá un parque.
(0)
26 de enero de 2000  

La urbanización de los terrenos donde se levantaba el demolido albergue Warnes, en el barrio de La Paternal, dará hoy un nuevo paso: a las 10.30 quedará inaugurado el túnel de la avenida Chorroarín que pasa debajo de las vías del ex ferrocarril Urquiza y cruza la avenida Constituyentes.

El 13 de septiembre último, la firma Carrefour inauguró en el predio un hipermercado y hacia fines de año comenzará la construcción de un centro comercial y de un complejo habitacional con 11 torres.

El del Warnes es uno de los proyectos más grandes de la ciudad después de la urbanización y reciclado del viejo mercado de Abasto.

El nuevo viaducto tiene 550 metros de extensión y dos carriles en cada sentido de circulación. Además, posee dos colectoras de 3,5 metros cada una y una altura máxima de 4,10 metros.

El túnel demandó una inversión de 6.250.000 pesos, que fueron pagados por Carrefour a cambio de que el Gobierno de la Ciudad le autorizara la construcción del hipermercado. El viaducto cuenta con una capacidad de circulación de 5000 vehículos por hora (antes de la obra era de 700 vehículos por hora) y posee un moderno sistema contra incendios.

Además, se colocaron lámparas de vapor de mercurio y reflectores en ambas entradas para adecuar la visión diurna de los automovilistas a la luz artificial del interior.

Se construyeron rampas peatonales en la superficie que une los andenes de la estación Arata del ex ferrocarril Urquiza y se instalaron cuatro bombas para evacuar el agua de lluvia hacia la red de desagüe.

El acto de apertura será presidido por el jefe de Gobierno, Enrique Olivera, y el presidente de Carrefour, Carlos Richter.

Vecinos en contra

Hay vecinos y comerciantes de la zona que no están de acuerdo con la obra del viaducto y que pusieron el grito en el cielo.

Se trata de los frentistas de las colectoras sobre Constituyentes y sobre Chorroarín, que tienen locales a la calle: lavaderos de autos, estaciones de servicio y talleres mecánicos.

Se quejaron porque las calles tienen apenas 3,5 metros de ancho y no les deja espacio para la entrada y salida de los vehículos.

Así y todo, las obras siguieron y por estos días se trabaja en la apertura de una calle dentro del predio, que irá desde Chorroarín hasta Constituyentes, y que aliviaría los congestionamientos vehiculares.

También se avanzó en la construcción de un parque público de 62.000 metros cuadrados que será transferido al gobierno local.

La cadena francesa de hipermercados donará al gobierno porteño la construcción de una escuela que tendrá 1000 metros cuadrados. La inversión total que se hará en el predio es de 140 millones de pesos y se calcula que las obras finalizarán a fines del año próximo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.