Plutón sigue asombrando a los científicos: superficies rojas y cielo azul