Qué más sucedió en "el año del iPhone"

Balance de un 2007 con luces y sombras
Ariel Torres
(0)
22 de diciembre de 2007  

Posiblemente 2007 sea recordado como "el año del iPhone", el teléfono celular de Apple que, en un mundo saturado de móviles, tuvo un éxito que pasará a la historia. Pero también ocurrieron otras cosas.

Llegó Windows Vista a la Argentina, por ejemplo. El Vista, tras cinco años de desarrollo, y pese a los entusiasmados anticipos de Microsoft, no ha hecho sino defraudar. La CNet británica acaba de consignarlo como una de las decepciones del año.

Pero no es que el Vista sea malo. Simplemente, no se lleva bien con mucho hardware instalado y con una cantidad de programas para XP. Esto ya ha ocurrido con todas las nuevas versiones de sistemas operativos. El problema es que ahora los equipos nuevos vienen con el Vista preinstalado. Ya hay cambios en esta estrategia, por reclamo de los usuarios, pero 2007 quedará marcado por este traspié del todopoderoso Microsoft, y por su notable ausencia de los titulares.

Titulares que Google acaparó para sí con acciones de todo color y pelaje. Entre muchas otras cosas, abrió una oficina en nuestro país.

Mientras Apple vendía unos 270.000 iPhones en las primeras 30 horas desde su lanzamiento, llegaba a la Argentina la tecnología 3G, una suerte de banda ancha celular. El iPhone no tiene 3G (todavía), porque este standard es casi inexistente en los Estados Unidos, pero soportará 3G en sus próximas encarnaciones. El éxito del iPhone, sin embargo, se debe sobre todo a que es una belleza de ver y de usar, y a que Steve Jobs, el presidente de Apple, siempre ha sido un excelente vendedor.

En todo caso, una de las notas fuertes de 2007 es que llegó al país la tercera generación celular de la mano de Telecom, primero, seguido por Telefónica y CTI.

Dos enfrentamientos marcaron los días del calendario: la del super DVD y la de las consolas. En la primera se enfrentan Sony y su formato Blu ray contra Toshiba y su HD DVD. Estos nuevos discos tienen unas diez veces más capacidad que los DVD que conocemos hoy y, por lo tanto, permiten reproducir video de alta definición. En cuanto a quién será el vencedor, nada hay todavía definido, excepto que los usuarios van a perder tiempo y dinero en el proceso, como siempre que ocurren estas batallas entre corporaciones.

La guerra de las consolas de videojuegos, al menos, ha dado algunas sorpresas. Primero, viene ganando Nintendo con su Wii, que pudo probarse por primera vez en el país durante el Argentina Electronic Show 2007, que se realizó recientemente en La Rural.

A pesar de lo que se anticipaba, ninguno de los otros dos gigantes que batallan en este riquísimo negocio -Sony y Microsoft- ha logrado doblegar a la tradicional y más modesta Nintendo. Su Wii lleva vendidas 17 millones de ejemplares contra los 8 millones de la Playstation 3 de Sony. A Microsoft no le va nada mal, con sus 15 millones de Xbox 360 despachadas excepto que arrancó un año antes que la Wii. Recuperó, sin embargo, mucho terreno tras el lanzamiento de un videojuego llamado Halo 3, que en las primeras 24 horas facturó 170 millones de dólares.

Ambas contiendas están entrelazadas, además. Sony puso un reproductor de Blu ray en su PS3, mientras Microsoft apuesta al HD DVD en su Xbox 360.

Las redes sociales, que vienen germinando en Internet desde hace más de 10 años, llegaron en 2007 a las tapas de los diarios. MySpace -de la cadena Fox-, con 110 millones de usuarios, y Facebook -fundada por Mark Zuckerberg, de 23 años-, con 60 millones de usuarios, mostraron todo su potencial y también sus riesgos. Por un lado, la posibilidad de crear y pensar colectivamente y conectarse sin límites. Por el otro, desde pedofilia hasta el suicidio en octubre de una menor de 16 años acosada agresivamente por un usuario de MySpace.

Con sus luces y sus terribles sombras, las redes sociales fueron el fenómeno cibercultural de 2007.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.