Quieren fomentar el uso de la energía eólica

Estudian la posibilidad de instalar, en todo el mundo, turbinas que generen electricidad a partir del viento
(0)
8 de noviembre de 1998  

A la hora de encontrar las soluciones para frenar el calentamiento del planeta, las propuestas concretas son bienvenidas. La Asociación Europea de Energía Eólica (Ewea) y el Foro Danés para el Desarrollo y la Energía presentaron un extenso estudio sobre la posibilidad de instalar mundialmente turbinas que generen electricidad a partir del viento hasta llegar al 10 por ciento de la capacidad total que se produce.

"¿Se puede alcanzar ese objetivo?", es la pregunta que ellos mismos hacen y responden.

Para el 2017 se podrían instalar 844.000 megawatts de energía eólica, lo que representa el 10% de la producción global de electricidad, y el equivalente a toda la consumida en 1995 por América latina, Asia y el Medio Oriente.

Y con ello se ahorraría la emisión de 232 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2), uno de los gases que está afectando el clima.

Los autores del informe precisan que es necesario que los gobiernos tomen conciencia de los objetivos y demuestren la decisión política de impulsar por todos los medios este tipo de generación limpia, no sólo con incentivos tributarios sino con la legislación que permita crecer a este mercado.

El estado de las leyes

En la IV Reunión de las Partes de la Conferencia de la Convención sobre Cambio Climático (COP4) que sesiona en Buenos Aires, la propuesta está apoyada localmente por la organización Greenpeace, precursora en la campaña por la sanción de la ley eólica.

La norma fue aprobada por ambas cámaras, dos de sus artículos referidos a un subsidio de un centavo y al diferimiento impositivo por 15 años resultaron vetados por el Presidente y ahora aguarda su tratamiento en el Senado luego de pasar con éxito por la Cámara deDiputados.

Las tres entidades piden a los ministros del área ambiental, que se reunirán a partir del miércoles en el tramo ministerial (cuando el presidente Carlos Menem declare inaugurada la conferencia) que promuevan el uso de tecnologías de energías renovables.

Hans Bjerregard, del foro danés, puso el ejemplo de Dinamarca, "donde nos estamos aproximando a ese diez por ciento de generación eólica y tenemos como objetivo llegar al 50% para el 2030".

El modelo escandinavo puede ser reproducido con la voluntad política de los decisores, afirma quien encargó el estudio de factibilidad del proyecto. En el país hay dos empresas de ese origen invirtiendo en los parques de molinos de viento y pronto vendrían capitales alemanes.

Un negocio redondo

La tasa de crecimiento mundial de este tipo de energía es del 25 por ciento: en 1997 había 7600 MW y para fin de este año se alcanzará los 9500 MW. Christophe Bourillon, ejecutivo de la EWEA, dice que es uno de los mercados de más rápida expansión, "incluso supera en algunos países a los teléfonos celulares".

Con sólo veinte años de desarrollo, las ventajas que presenta están a la vista: es energía limpia, la relación costo/eficiencia es óptima y se la instrumenta en forma rápida, lo que permite mayor flexibilidad a la hora de las cambiantes necesidades energéticas de una región.

Corin Millais y Juan Carlos Villalonga, de la organización ambientalista, ponen el énfasis en las soluciones prácticas. "Necesitamos que las reducciones de emisiones no estén solamente en el papel, la manera de lograr cambiar las cosas. Está en manos de los ministros", dijo Millais.

Pionero

Villalonga es pionero en la lucha en favor de que se cree un marco legislativo propicio que permita instalar 3000 MW para el 2010. "Esto significaría el 7 por ciento de la electricidad consumida ese año y evitaría la emisión de alrededor de 25 millones de toneladas de dióxido de carbono, el principal gas que causa el aumento de temperatura global", manifestó.

En la Argentina hay parques de turbinas eólicas en Buenos Aires, Santa Cruz, Chubut, si bien en la mayor parte del territorio existe potencial de vientos para su instalación. Se esperan fuertes inversiones privadas en el área, a pesar de que tanto el Gobierno como las ONG´s están de acuerdo en que el diferimiento de 15 años de las obligaciones impositivas es excesivo y se lo podría modificar.

Apostillas

Pamplinas. EL CEI (Competitive Enterprise Institute), una organización no gubernamental fuera de la COP4, apunta que las prevenciones que se hicieron en el congreso sobre la posible irrupción de enfermedades infecciosas son "puras pamplinas" y que el dengue y el paludismo "son males de la pobreza y no del clima". El CEI atribuye la proliferación de mosquitos y otros vectores de virus a la discontinuidad en el uso de lavandina y del insecticida DDT.

* * *

Futuro promisorio. La provincia del Neuquén instaló un puesto en la COP4 para difundir las actividades de la empresa forestal provincial, Corfone, que según los folletos cuenta con 600 mil hectáreas aptas para forestación. Los emprendimientos realizados son los viveros de Huinganco, Lago Aluminé, Mariano Moreno, el bosque comunal de Zapala y otros en San Martín de los Andes y Junín de los Andes.

* * *

Concordancia. Este fin de semana se realiza en Buenos Aires el Foro Global sobre Biodiversidad en la Secretaría de Recursos Naturales, con una agenda que incluye estrategias y planes de acción, cambio climático y financiación así como el desarrollo sustentable. Delegados de la COP4 se hicieron presentes el viernes por la noche, en la inauguración.

* * *

Teatro inflado. Mañana, a las 10.30, los integrantes de la World Wildlife Foundation (WWF) y de Vida Silvestre pondrán en escena, en el centro de prensa de la conferencia, una pieza teatral que ilustra la subasta de las asignaciones de permisos de contaminación que Rusia obtuvo a partir del Protocolo de Kyoto. El argumento de la obra trata acerca de canjear créditos por falsas reducciones de CO2, lo que la fundación dice que Rusia está haciendo. Estas negociaciones se llaman aire caliente (hot air) en la jerga de la convención.

* * *

Un poco de política. "Inoportuna y aventurada." Así calificaron en la Alianza la posición argentina de asumir compromisos voluntarios sobre las emisiones de CO2. Por ser distante de las aspiraciones y propuestas del Grupo de los 77 y China (que la Argentina integra, a pesar de acercarse más a las ideas de los EE.UU., según los observadores independientes), y por no existir consenso en el frente interno, la oposición no quiere saber nada de que la delegación local discuta esa ponencia fuera de su ámbito natural (el G-77), ni aspira a realizar rondas informales para ese debate.

Reunión de ecoclubes

Convocado por la secretaría de Promoción Social, se desarrolló ayer el primer Encuentro Nacional de Ecoclubes con la participación de jóvenes de la ciudad y de las provincia de Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos.

En la reunión, que se llevó a cabo en Puerto Pibes, en la Costanera Norte, se realizaron talleres acerca del cambio clímatico y se elaboró una declaración para ser enviada a la Cop4.

La creación de los Ecoclubes forma parte del Programa de Voluntariado "Uno por Otro" orientado a promover la organización y capacitación de núcleos autónomos de voluntarios.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.