Salir de la calle y ayudar a otros a hacerlo

Los integrantes de la ONG Proyecto 7 pusieron en marcha un centro para alojar a personas sin hogar en Parque Patricios
Teresa Zolezzi
(0)
30 de julio de 2012  

Hace un año, José Barra dormía en diferentes plazas y veredas de la ciudad porteña. "Pasaba frío y estaba siempre sucio, con el pelo largo y sin afeitar. Tenía problemas con el alcohol, iba de bar en bar y tomaba hasta terminar mal", confiesa sin tapujos. Hoy, este hombre de mirada pícara y ojos oscuros cambió el rumbo de su vida gracias al Centro Integral Monteagudo, un hogar para gente en situación de calle, ubicado en Parque Patricios.

Este centro ofrece a José y a 114 hombres más, la posibilidad de tener un techo, contar con una alimentación saludable y satisfacer los cuidados de higiene personal. El sitio fue puesto en marcha en abril de 2011 por Proyecto 7, una ONG formada hace diez años por un grupo de personas que estaba en situación de calle. Así es como se unieron para impulsar los cambios necesarios que les permitieran a ellos y a muchos otros vivir dignamente. Mediante un acuerdo con el gobierno de la ciudad, decidieron hacerse cargo de este lugar y explotar todo su potencial.

Horacio Avila es uno de los fundadores de Proyecto 7 y se encarga de dirigir el hogar desde la propia experiencia. Tapicero de profesión, trabajaba de manera independiente hasta que en 2001 perdió todo lo que tenía y se quedó en la calle. Esto le provocó heridas profundas que día tras día intenta cicatrizar volcándose hacia los más necesitados. A pesar de definirla como una tarea cansadora y complicada, asegura que esta ocupación lo llena de gratificaciones. Una de ellas es saber que, mediante su labor, 39 hombres ya lograron rearmar sus vidas.

Video

La principal diferencia con otros paradores consiste en la flexibilidad de horarios, clave fundamental para que los habitantes del hogar logren conseguir un empleo. "Otra cuestión muy importante es el entendimiento", sostiene Horacio. "Nosotros quitamos esas trabas que te llevan a pensar que no se puede trabajar con alguien que padece una determinada adicción o discapacidad. La persona más complicada es la que más nos esforzamos por entender", comenta.

Además de facilitar a sus residentes la oportunidad de terminar los estudios primarios y secundarios, los asesoran para gestionar el documento de identidad y los aconsejan sobre cómo armar un currículum vítae. También se dictan diversos talleres de capacitación a cargo de numerosos voluntarios: clases de dibujo, literatura, radio, serigrafía e historia.

"Para recuperar la vida propia, siempre tiene que haber un porqué y un para qué, y eso es algo sobre lo que hacemos hincapié incansablemente", dice Horario.

El hogar necesita ropa de abrigo, calzado, computadoras para algunos de sus talleres y elementos de higiene personal. Quienes deseen colaborar se pueden comunicar por teléfono al (011) 4912-3568 / 155 -504-8678 o por correo electrónico a proyecto7bsas@gmail.com.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.