Santa Fe podrá tener casinos y bingos

Aprobaron la ley que los autoriza
(0)
9 de diciembre de 2001  

SANTA FE.- Después de exactamente 37 años de debate, esta provincia -hasta ahora la única en el país que no los autorizaba- tendrá casinos y bingos, pero determinó que quien desee hacerse cargo de la explotación de estas salas de juego deberá invertir en la construcción de un hotel de nivel internacional de cinco estrellas, además de garantizar la promoción turística de la región.

Así lo establece la ley de juegos e inversiones, que en su última sesión ordinaria del año, aprobó la Legislatura santafecina. Los casinos autorizados son tres: uno en esta capital, otro en Rosario y uno más en la ciudad de Melincué, en el sur de la provincia.

También se autorizó la habilitación de seis bingos en las principales ciudades (por lo menos dos en Rosario y uno en Santa Fe), aunque ninguna de estas salas podrá incluir máquinas de azar automáticas ni las comúnmente llamadas "tragamonedas".

Las concesiones, que serán por 30 años para los casinos y diez en los bingos, se otorgarán mediante llamado a licitación de carácter nacional e internacional, y se espera que a fines de 2002 estén en funcionamiento.

Un largo debate

Se revierte así una postura que de hecho ningún gobierno se atrevió a alterar y que, según las especulaciones de turno, se aseguraba que obedecía a una decisión de la Iglesia local.

El primer proyecto para habilitar casinos data de noviembre de 1964. Siete años después, la entonces Secretaría de Hacienda de la Nación anunció la factibilidad de instalar un casino en Rosario y, en 1974, el Concejo Municipal rosarino creó una comisión para impulsar la iniciativa. Ninguno prosperó.

Hace dos años, simultáneamene con el comienzo de la obra del puente que unirá Rosario con la ciudad entrerriana de Victoria, se comenzó a debatir la instalación de salas de juego para competir con el que instalará la provincia vecina en esa ciudad.

Los diputados Mario Esquivel (PJ) y Miguel Basaldella (UCR) fueron los principales impulsores de la ley, que aún debe ser promulgada por el gobernador, Carlos Reutemann (PJ).

Todas las provincias que limitan con Santa Fe poseen casinos. Sólo en el casino de Paraná, a 30 kilómetros de esta ciudad, los santafecinos juegan alrededor de 1,5 millón de pesos por semana. Los bingos, en cambio, funcionaron legalmente en la provincia hasta hace algunos años, cuando la Justicia ordenó su clausura.

Varios de ellos interpusieron recursos de amparo y siguieron abiertos. Las autoridades prometen que con este nuevo ingreso en Rentas Generales se beneficiarán las políticas sociales.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.