Sequía en Mendoza. A pesar de las nevadas, será un año hidrológico "pobre"

Las grandes nevadas de junio no alcanzaron para revertir la situación de sequía que afecta a la provincia desde hace una década.
Las grandes nevadas de junio no alcanzaron para revertir la situación de sequía que afecta a la provincia desde hace una década.
(0)
6 de octubre de 2020  • 12:18

MENDOZA.- La provincia del oeste argentino seguirá en crisis hídrica, superando una década de escasez de agua. El complejo escenario de sequía no logra sortearse aún con las grandes nevadas ocurridas a mitad de año. Así, los principales ríos de la tierra cuyana tendrán un año hidrológico "pobre". Esto es, 70% del promedio histórico de caudal.

El dato se desprende del último informe del Departamento General de Irrigación, conocido como Pronóstico de Caudales de los ríos de la Provincia de Mendoza para el período 2020/2021, previo a la temporada agrícola. Esta herramienta informativa es a la vez de utilidad para inspectores de cauce, regantes en general, autoridades de empresas, organismos, municipios, para definir las medidas a adoptar sobre el manejo del recurso, en cuanto al riego, la energía y el consumo.

Desde hace más de una década, la provincia del oeste argentino enfrenta una profunda crisis hídrica.
Desde hace más de una década, la provincia del oeste argentino enfrenta una profunda crisis hídrica. Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

De acuerdo con el porcentaje de este año con respecto a su propio registro histórico, en el ranking de los ríos de mayor a menor caudal se ubican el Grande, Mendoza, Tunuyán, Atuel, Diamante y Malargüe.

De esta manera, la mayoría de los ríos evidencian que tendrán un año hidrológico "pobre", con la excepción de Malargüe, que tiene la calificación de "seco". Por tal motivo, la oferta general de agua para la geografía mendocina es del 70% de un año promedio, en base al registro histórico. En este sentido, la situación actual demuestra una leve mejoría en relación con lo ocurrido el año pasado, cuando la oferta general de agua fue del 50% del promedio histórico. En el medio, la provincia cuyana mantiene serias diferencias con su vecina pampeana por el manejo del recurso.

"La importante acumulación de nieve que se produjo en junio no tuvo continuidad en los meses siguientes, por lo que terminó la temporada con el 67% de agua de un año promedio, aunque con el triple de nieve que en el invierno 2019", indicaron desde el DGI, al tiempo que aclararon que hubo más nieve en el sur de la provincia que en el norte. En tanto, indicaron que una parte importante de esa agua se va a ir naturalmente a recargar acuíferos.

El superintendente general de Irrigación, Sergio Marinelli, fue el encargado de dar a conocer el reporte, junto con la exposición técnica del director de Gestión Hídrica, Rubén Villodas, y el subdelegado del río Mendoza, Ricardo Nórdestrom.

La cuenca del río Mendoza, la principal de la provincia, muestra el menor escurrimiento que tendrá este año, más allá de las grandes nevadas de junio.
La cuenca del río Mendoza, la principal de la provincia, muestra el menor escurrimiento que tendrá este año, más allá de las grandes nevadas de junio.

En cuanto al río Mendoza, la principal cuenca de la provincia, el Pronóstico de escurrimiento para la temporada 2020/21 es de 1000 hectómetros cúbicos (hm³), lo que representa el 72% de un año medio, y una clasificación de año "pobre". En la temporada 2019/2020, el volumen anual escurrido por el río Mendoza fue del 59% de un año normal.

En la temporada actual, de acuerdo con el reporte, los caudales presentaron un comportamiento muy atípico durante los meses de verano y otoño. "Esta falta de recurso e incertidumbre sobre su comportamiento hidrológico, sumado al importante volumen que se destina al abastecimiento poblacional en esta cuenca, obligó a una programación de los turnados de riego muy ajustados", remarcaron las autoridades del organismo.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.