Sin saberlo, tomó la última foto del avión antes de la tragedia

Agostina Piana, que bajó en una escala en Mendoza, subió esa imagen a su perfil en Facebook
(0)
20 de mayo de 2011  

Última imagen del avión, tomada por Agostina Piana,  antes de despegar a su destino final, durante una escala en Mendoza
Última imagen del avión, tomada por Agostina Piana, antes de despegar a su destino final, durante una escala en Mendoza Crédito: Agostina Piana

No le gusta viajar en avión, menos en aeronaves chicas. Por eso, antes de abordar en Córdoba, Agostina Piana, de 26 años , le tomó una foto al avión y la subió a Facebook , la última imagen de la aeronave antes del accidente. Cuando llegó a Mendoza, junto con su hermana Daniela, escribió: "Llegamos sanas y salvas, después de sufrir el despegue mientras el piloto tenía complejo de surfer, y 20 minutos de aterrizaje que parecía una montaña rusa...".

Llegó al hotel, se instaló y organizó con unos amigos mendocinos para ir a un after office en el centro de la ciudad. Entonces, sonó el celular: era su padre, para contarle que el avión del que se acababa de bajar había caído y que todos los pasajeros y tripulantes habían muerto.

Entonces, esta joven que tiene su propia agencia de marketing digital volvió a hacer catarsis en las redes sociales: "La puta madre, se cayó el avión en el que viajé a Mendoza. El mismo avión que tenía miedo xq era 1 horror lo inestable y el ruido".

"Todavía estoy muy shockeada. No lo puedo creer. Esa misma gente con la que yo viajé está muerta. Es muy fuerte todo lo que vivimos. Por un lado, me siento afortunada de estar con vida, pero por otro, siento mucha pena por la gente que murió en el accidente", dijo Agostina a LA NACION, desde Mendoza.

Ayer por la mañana se sorprendió por las repercusiones que habían tenido sus palabras en la red y subió otro mensaje: "Quiero aclarar que mis comentarios sobre el ruido y lo inestable del avión de Sol es común en aviones chicos, pero el vuelo en sí fue normal". A continuación, borró de Twitter los mensajes anteriores y sobre todo aquellos en los que parecía que hubiera tenido una premonición del accidente.

"No fue nada de eso y tampoco recibí presiones de la empresa. Simplemente lo había subido como una forma de reírme de mi propio miedo a volar. De hecho, hace unos días, cuando me enteré de que viajaba por Sol, escribí un mensaje diciendo que no me gustaban esos aviones chicos. Pero no fue una premonición ni nada de eso. Tampoco quise faltarles el respeto a las familias de las víctimas, por eso borré los mensajes", dijo.

Agostina y Daniela están en Mendoza por trabajo y no saben cómo van a volver a Córdoba si se suspenden los vuelos de Sol.

Unos minutos antes de despegar, también había twitteado una frase de una canción en inglés: "Porque me estoy yendo en un avión, y no sé si estaré de vuelta otra vez".

Unos meses atrás, en su blog Oh Margot! había escrito: "En lo que si creo es en el destino. Cada camino que tomamos, cada decisión, cada cosa que hacemos, modifica el rumbo de nuestras vidas y de la de los demás. No deja de sorprenderme el universo de oportunidades y opciones de consecuencias que hay con cada acción, tanto positivas como negativas. Y pensar «si hubiera salido 3 minutos más tarde»; «si hubiera tomado otro camino», «si hubiera elegido otra cosa»... El decidir ir por un camino en el auto puede evitar/causar un accidente".

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.