Telefónica avanza en el control de Atlántida