Temporada con repunte moderado en Mar del Plata y notorio en Pinamar

Muchos turistas que en otros años habían elegido Uruguay esta vez veranearon en Pinamar
Muchos turistas que en otros años habían elegido Uruguay esta vez veranearon en Pinamar Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Lima
La oferta local fue hasta dos o tres veces más económica que la de Punta del Este; los destinos de mayor poder adquisitivo crecieron más que los de menos
Darío Palavecino
María Ayzaguer
(0)
1 de febrero de 2019  

PINAMAR.- La temporada "comenzó" mucho antes del 31 de diciembre en la costa bonaerense, con la expectativa de los repatriados de Punta del Este que volverían a veranear en la Argentina espantados por la devaluación. La oferta local, hasta dos o tres veces más barata que su vecina uruguaya, supo tentar a clientes que consumieron algo más holgadamente. Los operadores pinamarenses hablan de la figura del veraneante que "viene pocos días, pero gasta mucho". A pocos kilómetros, en Mar del Plata, el lote con ese perfil no fue tan notorio y el nivel de consumo más que moderado fue una constante.

Las diferencias entre uno y otro destino resaltan en el rubro inmobiliario. En Pinamar se recuperaron y crecieron un 5% con respecto al año anterior, que dejó allí resultados magros. En Mar del Plata, que venía de un 2018 de repunte, coinciden en que se lograron 10% menos de alquileres y con una tendencia muy instalada: demanda concentrada por pocos días, con preferencia de jueves a domingo.

Según datos del Observatorio Turístico de Pinamar, durante la primera quincena la ocupación de casas y departamentos en renta temporaria alcanzó un 75% (70% en enero anterior) y en la segunda mitad llegó al 82,5%. La revelación en este rubro se dio en Valeria del Mar, donde el 90% encontró clientela gracias a que dueños e inmobiliarias accedieron a fraccionamientos semanales o por día, modelo que Mar del Plata aplica con normalidad.

En ambos destinos la hotelería trabajó con ocupación promedio del 80% y picos en esta segunda quincena que no alcanzarían para superar el rendimiento que el sector tuvo en igual período del año anterior.

Para Eduardo Isach, secretario de Turismo y Cultura de Pinamar, se cerró un enero que fue "bueno tirando a muy bueno". De esta temporada, destaca que los balnearios tuvieron un repunte de ocupación de carpas por semana o por quincena porque la gente eligió quedarse un poco más de tiempo. También, porque hay varias familias que se agrupan para alquilar casa y carpa y venir una semana cada una. Según sus cifras, el promedio de pernocte ahora es de entre 5 y 7 noches cuando antes era de 3 o 4.

Ocupación

En la inmobiliaria Teyca, de Pinamar, manejaron un 90% de ocupación y superaron los números del verano anterior. En Emeese tuvieron ocupación plena de casi el 100%. "No nos ha quedado nada", dice Eduardo Santoro, quien cree que las transacciones en cuotas a través de Mercado Pago les suman clientes. En Cariló, localidad que concentra el grueso del target ABC1, ya estaba todo reservado desde septiembre del año pasado. Allí se dio el fenómeno de propietarios que se quedaron en sus propias casas, cuando normalmente las alquilan para viajar al exterior.

Néstor Gonnet, principal operador de alquileres de temporada en zona céntrica marplatense, confirmó que cierran este mes con 10% menos de ocupación que enero pasado. "Quizá pudo haber igual movimiento o cantidad de gente, pero el promedio de pernocte cayó", dijo sobre turistas que pedían alojamiento por 4 o 5 días y preferencia por los fines de semana.

En términos de consumo se notó el contexto de dificultades económicas, siempre con mejores rendimientos de acuerdo con el perfil de cada destino. Por Cariló, muy concurrido y plaza ABC1, hay veraneantes con ganas -y bolsillo para- comer bien: los mejores restaurantes, independientemente del precio, estuvieron siempre llenos. "Estamos atendiendo más de 800 personas por día", cuentan los dueños de un concurrido restaurante de Cariló.

En Mar del Plata todo fue más sufrido para el rubro. Se percibió una merma en la cantidad y calidad de consumo en restaurantes y bares. La excepción fue el sector cervecero, estrella y preferido de los últimos años: "Los fines de semana se trabajó muy bien, igual que el año pasado, pero se notaba siempre una merma de lunes a miércoles", contó Pablo Rodríguez, uno de los responsables de Antares.

Raúl Vicente, titular del Sindicato de Conductores de Taxis, coincide en remarcar ese ritmo de demanda, la escasez de consumo y rescatar el regreso de los jóvenes a Mar del Plata, muy notorios, atraídos por una oferta de diversión nocturna con las discotecas de playas y fiestas electrónicas como salida favorita. "Los viajes a playas del sur, de 250 a 300 pesos, ayudaron a que este enero llegue a seis, capaz siete puntos para el sector", dijo. En términos de entretenimiento la caída resalta en el rubro teatral: a la fecha se vendieron 32% menos de tickets que en el inicio de 2018.

El clima fue sin dudas el peor indicador de este verano. Con temperaturas altas pero jornadas ventosas y de lluvias inesperadas, se limitaron los días de playa. Según datos del Servicio Meteorológico Nacional, para la sección de la costa atlántica en enero hubo solo siete días completamente despejados y otros tantos con lluvia. El resto fue entre nubes y neblinas, con máximas promedio de 26 grados, por encima de lo habitual para la zona.

Lo sufrieron en los balnearios, donde cayó el alquiler de carpas y sombrillas. "Día lindo se trabajó, los otros no", confirma Esteban Ramos, directivo de la Cámara de Empresarios de Balnearios, Restaurantes y Afines (Cebra) de Mar del Plata. Con este tiempo inestable, las reservas por jornadas corridas o fin de semana casi que desaparecieron. "La gente cuidó mucho su dinero y se aseguró de que hubiera sol antes de pagar por una jornada de sombra", detalló.

Y así como por Playa Grande y el Faro adolescentes y jóvenes se hicieron ver como hacía tiempo no ocurría, los que volvieron al frente de bosque y playa fueron los políticos. Si el verano pasado se escondían, en este llegaron con bombos y platillos de cara al año electoral. En el municipio de Pinamar se alegraron por los tres ministros que pasaron a saludar en menos de dos semanas.

Los números de enero

5 a 7

Noches

Es el promedio de pernocte de los turistas en Pinamar según datos oficiales

82,5%

De ocupación

Es el porcentaje de ocupación de casas y departamentos en renta temporaria durante la segunda quincena. En la primera quincena fue de 75%

$250

De taxi

Es el precio mínimo que cuesta el taxi para viajar desde el centro de Mar del Plata hasta las playas del sur

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.