Tras su paso por la Justicia, el obispo Zanchetta, acusado de abuso sexual, regresó al Vaticano

Su abogado confirmó que se encuentra otra vez en Santa Marta, la residencia para eclesiásticos donde también vive el Papa
Su abogado confirmó que se encuentra otra vez en Santa Marta, la residencia para eclesiásticos donde también vive el Papa Fuente: Archivo
Elisabetta Piqué
(0)
30 de noviembre de 2019  • 12:25

ROMA.- El exobispo de la ciudad salteña de Orán, Gustavo Zanchetta, acusado de abuso sexual simple por dos seminaristas y que se presentó el miércoles pasado ante la justicia argentina, ya se encuentra nuevamente en el Vaticano.

"Hemos regresado ayer", dijo a LA NACION, su vocero y representante canónico, el padre Javier Belda Iniesta, quien confirmó que, luego de un viaje relámpago, Zanchetta se encuentra otra vez en Santa Marta, la residencia para eclesiásticos donde también vive el Papa, en el Vaticano.

Ése es el domicilio que confirmó el miércoles en la audiencia que tuvo ante la jueza de la Sala II del Tribunal de Juicio de Orán, María Laura Toledo Zamora. Ésta tuvo lugar bajo gran expectativa mediática después de que una fiscal pidió que se dictara una orden de captura internacional contra Zanchetta por no haber respondido ni a llamados ni a mails.

Zanchetta, quien negó estar en rebeldía, viajó el lunes pasado desde Roma para cumplir con dicha citación, tras lo cual y visto que no se han dictado medidas restrictivas en su contra, regresó.

Se ha salido todo de lo sensato y razonable. La situación se ha salido de madre y parece como si monseñor Zanchetta fuera responsable de crímenes de guerra
Belda Iniesta

En diálogo con LA NACION, Belda Iniesta lamentó que dicho pedido de arresto internacional -realizado por la fiscal María Soledad Filtrín Cuezzo y que fue considerado improcedente y nunca ordenado por una autoridad competente- haya creado gran confusión mediática alrededor del caso Zanchetta, que para él "se ha salido de madre".

"Se ha salido todo de lo sensato y razonable. La situación se ha salido de madre y parece como si monseñor Zanchetta fuera responsable de crímenes de guerra", dijo, al destacar que un ejemplo de esto fue que en una pared del obispado de Orán -donde el imputado fue obispo entre 2013 y 2017-, se encontraron con una pintada con la leyenda "Zanchetta violador".

"Esto refleja que hay un ensañamiento, que hay mucha confusión en cuanto a la acusación, ya que nadie lo está acusando de violación, sino de abuso sexual simple, que puede ser un abrazo que quizá fue considerado demasiado largo, una mano, pero no violó a nadie. Hay que juzgar lo que sea, claro, no se trata de minimizar los presuntos hechos, pero ponerlos en contexto porque lo único que repara las heridas es la justicia y la verdad", agregó.

Hay un ensañamiento (...) mucha confusión en cuanto a la acusación
Belda Iniesta

El abogado y profesor de derecho de la Universidad Católica de Murcia, que nunca había estado en la Argentina, también subrayó que, más allá de esa pintada en la pared, en Orán no hubo nadie protestando, sino gente saludando en la calle muy amablemente. "Al margen del revuelo mediático, he encontrado una diócesis maravillosa, con un clero estupendo, entregado a sus fieles, con un obispo estupendo", indicó.

Belda Iniesta contó, por otro lado, que la audiencia del miércoles pasado para la que viajaron más de 30 horas (avión desde Roma y luego Salta, más auto hasta Orán) fue una formalidad, durante la cual Zanchetta confirmó su domicilio y su defensa, acta que en ocasiones suele hacerse hasta en videoconferencia y que no significó para nada el inicio de un juicio. "Antes de la apertura del juicio deben resolverse varias otras cuestiones preliminares", explicó, al subrayar un comportamiento "ejemplar" del Poder Judicial argentino.

Qué hace ahora Zanchetta en el Vaticano

¿Qué hace ahora Zanchetta en el Vaticano, si se encuentra suspendido de su cargo de consultor del Apsa (Administración del Patrimonio Apostóico de la Santa Sede)?. "En verdad, habría que consultar si se encuentra suspendido o si se abstiene del trabajo. En todo caso, no lo sé. Soy su abogado, no su compañero de juegos", dijo Belda Iniesta. "Monseñor Zanchetta está dolido por toda la trascendencia del caso, pero está tranquilo, confiando en que hay procedimientos abiertos y en que puede demostrar su inocencia, de la que está convencido", agregó.

Zanchetta está dolido por toda la trascendencia del caso, pero está tranquilo, confiando en que hay procedimientos abiertos y en que puede demostrar su inocencia, de la que está convencido
Belda Iniesta

Consultado sobre la relación de Zanchetta con el papa Francisco, Belda Iniesta aseguró que, pese a que viven en la misma residencia y a que en el pasado tuvieron cierta cercanía, "no mantienen ningún tipo de relación".

"No es cierto que el Papa lo tiene refugiado, bajo su ala", afirmó, al recordar que las acusaciones por abuso contra Zanchetta salieron a la luz a fines de 2018, mucho después de haber llegado al Vaticano. En este sentido, lamentó que el caso fuera usado para atacar al Papa y que la cercanía que en el pasado tuvieron los dos pudiera significar un "beneficio" o un "perjuicio" para su defendido.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.