Un muerto y ocho pescadores desaparecidos en el sur de Chubut

El Rigel tiene 27 metros de eslora, 6,10 de manga, 3,10 de puntal y su puerto de asiento es la ciudad bonaerense de Mar del Plata.
El Rigel tiene 27 metros de eslora, 6,10 de manga, 3,10 de puntal y su puerto de asiento es la ciudad bonaerense de Mar del Plata. Crédito: Osvaldo Traversano
Darío Palavecino
(0)
9 de junio de 2018  • 21:28

MAR DEL PLATA.- Otra vez la tragedia frente a las costas patagónicas. A punto de cumplirse un año del hundimiento del pesquero Repunte que costó siete vidas y con la incertidumbre aun viva por la suerte de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan , se confirmó la pérdida de contacto con el buque Rigel. Con una dotación de nueve hombres había zarpado el martes desde esta ciudad para sumarse desde este fin de semana a la zafra de langostino. Hasta anoche se había rescatado el cadáver de uno de los tripulantes. El resto permanece desaparecido.

El rastrillaje dispuesto por Prefectura Naval Argentina, luego del aviso de emergencia que se emitió a la 1.48 de ayer, permitió dar, además, con un salvavidas del pesquero, algunos cajones y manchas oleosas.

"El hundimiento es una presunción", dijo a LA NACION el prefecto mayor Gabriel Cartagénova, a cargo de Zona Norte de Mar Argentino de Prefectura Naval Argentina, quien también aclaró que el pesquero había aprobado todas las inspecciones.

Familiares de los tripulantes del buque Rigel aguardan frente al edificio de Prefectura de Mar del Plata
Familiares de los tripulantes del buque Rigel aguardan frente al edificio de Prefectura de Mar del Plata Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi

La embarcación navegaba con rumbo Sur a unas 111 millas al sudeste del puerto de Rawson y enfrentaba condiciones hidrometeorológicas muy adversas, con olas de más de ocho metros de altura y vientos que promediaban los 40 kilómetros por hora. Restaba un tramo para posicionarse en la zona donde iniciaría sus capturas, por lo que estaría descartado algún incidente con maniobras o artes de pesca.

"Estamos esperando que nos den información veraz, que nos digan qué paso con nuestros familiares", contó a LA NACION Pamela Rodríguez, hermana de Carlos Daniel Rodríguez, uno de los tripulantes del pesquero.

La familia de este marino decidió viajar al sur para seguir de cerca el rastrillaje. "Ya tengo los pasajes y me voy, no sé si a Rawson o al puerto de Camarones, pero quiero esperarlo allá", confirmó a este medio Julieta Fernández, esposa del tripulante, quien viajaría con la madre de Rodríguez y otros dos familiares.

La orden de despacho emitida aquí por la Agencia Marítima Smiriglio confirma que a bordo viajaban el capitán Salvador Taliercio; el segundo patrón, Rodrigo Sanita; el jefe de máquinas, Néstor Rodríguez, el auxiliar de máquina, Cristian Osorio y los marineros Amadeo Jonatan, Nahuel Navarrete, Carlos Daniel Rodríguez, Pedro Mierez y Rodrigo Blanco.

El buque tiene 27 metros de eslora y 6 metros de manga, pertenece a Pesca Nueva S.A, del armador Gustavo Broggi y el citado Taliercio, según confirmaron a LA NACION fuentes de Prefectura Naval Argentina.

Familiares de los tripulantes del buque Rigel aguardan frente al edificio de Prefectura de Mar del Plata
Familiares de los tripulantes del buque Rigel aguardan frente al edificio de Prefectura de Mar del Plata Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi

El operativo

Dos guardacostas, un avión y dos helicópteros de la fuerza de seguridad compartieron ayer el operativo de búsqueda. Por la tarde se sumó un avión de la Armada Argentina y desde el inicio hubo una espontánea y pronta colaboración de otros buques pesqueros. El prefecto Cartagénova confirmó que anoche eran más de 20 las embarcaciones desplegadas, que continuarían su labor con reflectores. El rastrillaje aéreo se retomará al amanecer.

Hasta última hora de hoy se desconocían datos filiatorios del cuerpo rescatado por tripulantes del pesquero "José Américo". En ese buque los trasladan a Rawson para la correspondiente autopsia e identificación.

Rodrigo Sanita tiene 27 años y, desde los 19, trabajaba en la industria de la pesca
Rodrigo Sanita tiene 27 años y, desde los 19, trabajaba en la industria de la pesca Crédito: Facebook

Familiares de los marinos buscados se concentraron durante el día en la sede marplatense de Prefectura Naval Argentina, donde recibieron los correspondientes partes, con novedades poco alentadoras.

Además, anoche, en la sede del Consorcio Portuario Regional Mar del Plata, se reunieron con las autoridades -entre ellas, el ministro de Agroindustria bonaerense, Leonardo Sarquís- quienes les brindaron el apoyo para asistirlos en distintos aspectos, como el transporte para llegar a la Patagonia. Se les brindará el próximo informe este domingo al mediodía en la sede de Prefectura Naval Argentina y les anticiparon que habrá un segundo parte a las 17.

El recuerdo del pesquero "Repunte"

Encontraron la solidaridad y compañía de parientes de tripulantes del pesquero "Repunte", que se hundió el 17 de junio del año pasado también en área de pesca de langostino, y del ARA San Juan. "Vinimos a acompañar porque sabemos lo que es el dolor de esta incertidumbre por la suerte de un ser querido perdido en el mar", dijo Yolanda Mendiola, madre del suboficial Leandro Cisneros.

Gabriela Sánchez, hermana de Gustavo, capitán del Repunte, recordó que el próximo viernes tiene previsto sesionar aquí la Comisión de Intereses Marítimos de la Legislatura para analizar aquel caso y evitar que se repitan. "Se llega tarde a todo porque no hay acciones acordes y porque se sigue navegando con una flota vieja y emparchada", dijo a LA NACION.

"A cualquier cosa le ponen tangones y salen a pescar", insistió sobre la adaptación de buques con herramientas para capturar langostino, la especie que hace años está aportando rendimientos económicos espectaculares.

El caso del pesquero "Repunte" finalizó con dos sobrevivientes, tres muertos, siete desaparecidos y dejó abierta una investigación judicial por el estado del buque. Hay cuestionamientos por las inspecciones de Prefectura Naval Argentina y el estado de las balsas salvavidas. "Organizamos para armar el Centro de Atención a la Emergencia, tenemos lugar y nunca lo pudimos habilitar", dijo Sánchez. Incluso aportaron un equipo de asistencia psicológica para acompañar a los familiares de la tripulación del Rigel.

Milagros, novia de Sanita, segundo capitán, acongojada esperaba ayer por mejores noticias. "Ojalá aparezcan en balsas", dijo ilusionada. Y recordó que era el primer viaje de su novio en este buque. La semana pasada lo llamaron para sumarse a otra tripulación. "Se negó porque él dijo que es una persona de palabra", recordó.

La vigilia y la esperanza

Busca alguna respuesta alentadora en la puerta de la sede de Prefectura Naval Argentina (PNA), donde abundan la congoja y, a cuentagotas pero continuos, los datos negativos que empezó a dejar el rastrillaje agua y aire. "Ojalá estén en una balsa, es lo que espero", cuenta Milagros, novia de Rodrigo Sanita.

Habló por última vez con él antes de que se embarcara rumbo al sur, donde entre mañana y el lunes esperaban hacer el primer lance para pescar langostinos, una verdadera tentación para los empresarios del ramo y también para los marinos, que hacen suculentas diferencias con esta especie.

"Navega desde los 19 años y por fin el año pasado se recibió de capitán de pesca", recordó Milagros de este joven que emprendió esta última navegación con 27 años y el desafío de repetir buenos ingresos como los del año anterior.

Sabía sí que a un amigo le había enviado un mensaje, ya durante el viaje, para comentarle que el escenario que enfrentaban aguas adentro no era nada fácil de sobrellevar. "El mar nos está cagando a palos", le aseguró sobre condiciones que incluían olas de cinco a ocho metros y vientos intensos que hacían lento el viaje.

La joven dijo a LA NACION que la propuesta para sumarse a la tripulación del Rigel era buena y la había recibido hace algunas semanas. Hace pocos días, antes de zarpar, el capitán de otro buque lo buscó y lo llamó para que sea su colaborador más cercano en esta zafra. "Rodrigo le dijo que no, que por más que le hicieran UNA mejor oferta, él era un tipo de palabra y se quedaba en el Rigel", dijo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.