Un paro del gremio de los controladores aéreos afectó 149 vuelos en todo el país

Perjudicó los despegues y a casi 20.000 pasajeros; hubo reprogramaciones y el reclamo continuará mañana; el sindicato pide mayor inversión en el sector
Ayer, en el Aeroparque, el gremio cesó las actividades a la mañana y a la tarde
Ayer, en el Aeroparque, el gremio cesó las actividades a la mañana y a la tarde Crédito: Santiago Filipuzzi
Perjudicó los despegues y a casi 20.000 pasajeros; hubo reprogramaciones y el reclamo continuará mañana; el sindicato pide mayor inversión en el sector
(0)
21 de junio de 2019  

Las medidas de fuerza de los controladores aéreos que ayer afectaron a casi 149 vuelos y a unos 20.000 pasajeros en diferentes aeropuertos del país continuarán mañana y se prolongarán hasta fin de mes, según confirmaron ayer a LA NACION desde la Asociación de Técnicos y Empleados de Protección y Seguridad a la Aeronavegación (Atepsa).

"No es un paro, sino una reducción del servicio. Afecta solamente los despegues, y todos los aviones que lleguen se van a recibir, por tratarse de un servicio esencial. No queremos perjudicar a los pasajeros, pero es necesario visibilizar el problema, porque lo que está en riesgo es la seguridad en las operaciones aéreas", respondió Jonatan Doino, secretario general de Atepsa.

Y agregó: "Están muy bien las inversiones [que está haciendo el Estado nacional], pero si no se invierte en la frecuencia operativa ni se aumenta el plantel de controladores y se refuerzan las capacitaciones, los incidentes como el que sucedió hace casi dos meses entre un piloto y una controladora [cuando dos aviones casi colisionan en el aire en las inmediaciones de Aeroparque] van a seguir ocurriendo -alertó Doino-. Esta medida de fuerza es la única manera que tenemos de reclamar. Nosotros velamos por la vida y la seguridad tanto de los tripulantes como de los pasajeros. Agotamos todas las instancias posibles y desde el Gobierno no tenemos respuesta".

Ayer, el cronograma de interrupciones funcionó por períodos -dos horas por la mañana y otras dos horas por la tarde-. Mañana la restricción será de 9 a 11 y de 15 a 17. Si bien el paro rige a nivel nacional, los más afectados son el aeropuerto metropolitano Jorge Newbery y el internacional de Ezeiza Ministro Pistarini, ya que ambos concentran la mayoría de los 600 vuelos diarios en todo el país.

Según explicó Doino, y para minimizar las consecuencias, mañana a primera hora -de 15 a 16- la medida afectará a Aeroparque, y a las 16 comenzará la restricción en Ezeiza. La medida sindical se replicará el martes, el jueves y el sábado próximos, con el mismo esquema de interrupciones según se trate de un día de semana o uno del fin de semana.

Según informaron las líneas aéreas a LA NACION, los vuelos afectados fueron 110 de Aerolíneas, 20 de Latam y 19 de Flybondi. De acuerdo con voceros del Ministerio de Transporte de la Nación, ningún servicio fue cancelado. Y se debieron reprogramar 48 servicios.

En 2015, según los datos que brindó el organismo, por los aeropuertos argentinos pasaron 22 millones de pasajeros. El año pasado, fueron 29,3 millones. El tráfico aéreo (despegues y aterrizajes) creció un 22%; pasó de 512 a 627 vuelos diarios. Y para acompañar ese crecimiento, según explicaron desde el ministerio, se están invirtiendo más de 5000 millones de pesos en equipamiento para mejorar la seguridad a través de la Empresa de Navegación Aérea (EANA).

"En la Argentina, el sector aerocomercial sigue creciendo, generando empleo y conexiones en las provincias de todo el país, fomentando el turismo y la conectividad de las personas, las ciudades y las regiones. Con esta nueva inversión en tecnología y modernización de los aeropuertos, trabajamos para que el tránsito aéreo sea fluido, sin demoras, congestiones ni cancelaciones", reforzó Guillermo Dietrich, ministro de Transporte de la Nación, y detalló que, en los últimos cuatro años, se incorporaron 35 estaciones meteorológicas nuevas, 14 equipos VOR de radioayuda, 13 equipamientos de ILS (sistema de aterrizaje instrumental), sistemas de detección de rayos y radares nuevos fabricados en el país por el Invap.

En tanto, el vicepresidente de EANA, Fabián Crivaro, en diálogo con LA NACION, señaló que el reclamo gremial es "exclusivamente salarial". Y aclaró que los salarios de los técnicos y operadores son "competitivos con relación al resto del personal del Estado". El funcionario también destacó la inversión que se hace en el sector.

Desde las empresas aéreas recomiendan a los pasajeros "consultar con su respectiva línea para informarse de las reprogramaciones".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.