Una modelo sufrió un violento robo en un barrio cerrado de Los Cardales

Natalie Stal fue sorprendida por delincuentes que intentaron ingresar en su dormitorio mientras dormía junto a su novio, y denuncia fallas en la seguridad del barrio
Natalie Stal fue sorprendida por delincuentes que intentaron ingresar en su dormitorio mientras dormía junto a su novio, y denuncia fallas en la seguridad del barrio Crédito: Instagram
(0)
19 de marzo de 2019  • 13:42

La modelo uruguaya Natalie Stal y su novio Gonzalo Brage sufrieron un violento asalto en su casa de un barrio privado de Los Cardales. Ante el ímpetu de los delincuentes para ingresar a la habitación donde la pareja dormía, debieron escaparse por una ventana del baño en suite para pedir ayuda. La modelo, de 23 años, señaló que la seguridad privada del barrio tuvo "fallas" y que uno de los vigiladores incluso se escondió en un baño al sospechar lo que pasaba.

El hecho ocurrió la noche del 7 de febrero, pero Stal lo dio a conocer recién ahora a los medios, ya que se encuentra realizando acciones legales para obtener alguna explicación de lo que pasó por parte de los administradores del barrio privado y de la empresa de seguridad.

Esa noche, alrededor de las 2.50 de la madrugada, unos cinco ladrones comenzaron a patear la puerta del dormitorio de la casa de la pareja para poder ingresar a la misma. "Por otro caso de inseguridad que sufrió mi novio en esa misma casa un tiempo atrás, nosotros dormimos con la puerta cerrada con llave", relató la modelo a la señal TN.

Los delincuentes ya habían ingresado al domicilio cuando arremetieron contra la puerta de la habitación al grito de "Policía, abran la puerta". "Trataban de abrir la puerta a las patadas y después intentaron romper una ventana, a la que le tiraban todo lo que encontraban".

La joven y su novio se mudaron a Buenos Aires luego del episodio, que la dejó con dolor e importencia
La joven y su novio se mudaron a Buenos Aires luego del episodio, que la dejó con dolor e importencia Crédito: Instagram

Desesperada, la joven intentó comunicarse con el 911 dos veces, pero no lo logró. "Nos dimos cuenta de que estábamos solos", señaló la modelo y luego narró que pudieron escapar por una ventana del baño de la habitación. Todo el episodio duró unos 10 minutos, pero para la pareja fueron largos momentos de terror.

Los ladrones se llevaron muchas cosas de la casa. "Desde un televisor, hasta carne que había en el freezer", señaló Stal, quien agregó que la experiencia la dejó "con un gran dolor e impotencia".

Stal narró que desde que sucedió el violento hecho, ella y su novio se mudaron a Buenos Aires, donde viven desde entonces. Señaló que tanto la administración del barrio privado como la empresa de seguridad mostraron "poca empatía" con ellos.

"Sentimos que no tuvimos ningún cuidado, ningún respaldo por parte del barrio. Ellos (la empresa de seguridad) cobran más de un millón de pesos por mes y evidentemente hay fallas", añadió Stan.

Otra situación que le parece extraña a la modelo es el hecho de que por cámaras de seguridad del lugar pudieron advertir que los delincuentes estuvieron dentro del barrrio desde una hora antes de hacer su ingreso a la vivienda de Stal y su novio. "Entraron y estaban como caminando por su casa".

Finalmente, Stal señaló que uno de los vigiladores privados de la zona "optó por esconderse" cuando se dio cuenta que algo raro pasaba. Aparentemente, el hombre intentó comunicarse a la garita con el handy, pero no tenía señal. "Pero tampoco tenía herramientas para defenderse, iba a ser una víctima más de estos individuos", concluyó Stal.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?