Una hija de comerciantes chinos, discriminada en la escuela por miedo a contagiarse el coronavirus

Crédito: Twitter
Ana Tronfi
(0)
4 de marzo de 2020  • 01:15

TRELEW – Un niña de nacionalidad argentina e hija de comerciantes chinos llevó la merienda, chupetines y budín, para compartir con todo el grado en una escuela de esta ciudad, pero fue rechazada por miedo al coronavirus.

El hecho, denunciado a través de redes sociales y que es investigado por el Ministerio de Educación de Chubut, fue relatado por la madre de una compañera de la niña que habría sido víctima de bullying por parte de sus pares.

El caso ocurrió en una escuela primaria. "Una de las mejores amigas de Sophi es Anna L., una compañera. Anna es hija de chinos aunque nació y vivió en la Argentina adonde sus padres vinieron en busca de un destino mejor, como mis abuelos portugueses o los galeses de esta zona, o los italianos o los españoles", relató la madre de otra de las menores involucradas.

Según el relato, todo comenzó con un pedido de la escuela para que cada uno lleve su merienda. "El Gobierno no mandó las partidas para la copa de leche. La mamá de Anna L. mandó budín y chupetines para todo el grado, por si alguno de los nenes no tenía", sostuvo.

Dijo que la madre de Anna L. tiene un mercado y "labura todos los días todo el día, no le sobra la plata….sabe lo que es que te falte comida y se preocupa por todos los nenes, no sólo por su hija". Agregó que "Anna tiene una carita oriental de ojos rasgados y habla una mezcla de castellano y chino. Cuando habla de Sophi dice que es su mejor amigo…la A se le complica".

Sin embargo, la niña llevó alimentos para compartir y sufrió el rechazo de otras divisiones de la misma escuela. El caso se viralizó en las últimas horas con el relato de la mujer en su perfil de Facebook, ante la indignación que le causó saber a través de su hija que una compañera de origen chino había llevado alimentos para consumir con sus compañeros. Pero se retiró de la escuela llorando porque sus compañeros la rechazaron asegurando que los mismos "tenían coronavirus". Algunos, inclusive, tiraron la comida a la basura.

Según el relato de la mujer que compartió la historia en redes sociales, "Anna tiene una sonrisa en su cara, es divertida y conversadora. Hoy Anna L. no volvió sonriente a su casa, volvió llorando. La discriminación por ser de china. Porque en este país en donde la mitad bajó del barco nos seguimos dando el lujo de discriminar".

Según trascendió, los alumnos que rechazaron los alimentos no eran compañeros de la niña hostigada, pero sí por otros alumnos del establecimiento en cuestión.

El caso se conoció luego de la madre de origen chino decidiera comentarlo en el grupo de padres de WhatsApp. Allí "la mamá nos aclara, como si hiciera falta, que sólo están en Trelew, que no viajan a la playa porque trabajan todo el día. Que de dónde van a sacar el virus".

Agregó: "No me aguanto la rabia, pibes de la primaria con tanto odio suelto, de que haya adultos que le caguen la cabeza de este modo a los chicos".

Por: Ana Tronfi
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.