Firmas tecnológicas de EE.UU. se unen para defender una Internet abierta