Así es el smartphone con pantalla curva de LG

Un equipo potente e innovador que merecía un display mejor
Franco Rivero
(0)
4 de agosto de 2014  

El LG Flex, el primer modelo con pantalla curva que se presenta en la Argentina
El LG Flex, el primer modelo con pantalla curva que se presenta en la Argentina Fuente: AFP

Sólo existen dos smartphones con pantalla curva. Uno es el Galaxy Round de Samsung y el otro, el G Flex de LG. Ninguno de estos teléfonos constituye el tope de gama de sendas compañías. De hecho, semanas atrás, ambas empresas presentaron sus buques insignia. Samsung lo hizo con el Galaxy S5 y LG con el G3.

A diferencia de Samsung, LG ha traído el concepto de pantalla curva a la Argentina, presentándolo junto con otras propuestas, como la versión mini del G2.

La primera interacción al sostener el teléfono se da con la pantalla. Es casi imposible no darlo vueltas de un lado para otro y apreciar su curvatura. No es muy pronunciada, pero sí flexible. Si se ejerce presión suficiente sobre su lomo y con el teléfono boca abajo, la estructura del celular cederá hasta quedar chato. La tecnología utilizada para esto se llama Plastic OLED y posee protección Gorilla Glass 2. El G Flex carece de botones frontales y laterales.

Los botones para interactuar con el sistema operativo Android se encuentran en la espalda del teléfono. Desde allí se podrá bajar y subir el volumen de las llamadas, comandar la cámara frontal (de 2 megapixeles) y apagar y encender el equipo. Esta disposición de botones no es nueva, sino que es una característica heredada del popular G2 y utilizada también en el nuevo G3.

La cubierta trasera del Flex es autocurable. Es decir, si se produce alguna ralladura menor se puede eliminar por completo frotando sobre ella y generando calor. En cambio si el daño es más profundo, la cubierta quedará deteriorada. Evidenciando esto, el teléfono de pruebas utilizado para esta nota ya tenía tres ralladuras importantes.

Experiencia de uso

Fuente: LA NACION

Al encender el equipo e interactuar con el teléfono todo va muy bien. La velocidad y el rendimiento ofrecidos por el procesador Snapdragon 800 de 4 núcleos a 2,2 GHz y sus 2 GB de RAM hacen que el teléfono se desenvuelva como una seda.

Lo primero que el celular invita a probar es la reproducción horizontal de contenido multimedia, aprovechando la curvatura de la pantalla. Al incluir una pantalla curva horizontal, el LG G Flex intenta seducir al usuario con una experiencia similar al cine, también brindada por los nuevos televisores curvos.

Hicimos la prueba con Netflix y de mirar algunas películas no notamos diferencias importantes en la experiencia con pantallas de gran tamaño planas. Es decir, la pantalla curva fue interesante, pero no determinante.

Además, la resolución de pantalla del Flex es de 1280 x 720, mientras que otros smartphones de la firma, como el G2, gozan de un display Full HD con una resolución por encima de los 1080 x 1920 pixeles.

La última noticia negativa es que la pantalla produce como una especie de ruido en la imagen, perdiendo nitidez al observar en detalle una fotografía capturada con su excelente cámara principal de 13 megapixeles. La cuestión que se ve saldada al pasar las fotografías a la computadora.

La memoria interna incluida en el G Flex es de 32 GB y, aunque no incluye un slot micro SD, el espacio resulta más que suficiente para resguardar allí el contenido multimedia e instalar muchas apps.

Por otro lado es de destacar su batería de 3500 mAh, que ofrece casi dos días de uso sin recarga realizando llamadas y utilizando Internet por Wi-Fi en forma regular.

Por dentro

El G Flex viene con un Android 4.2.2 que podrá actualizarse a KitKat en el futuro. Por el lado de las apps se encuentran algunos aciertos como QSlide, que permite recibir notificaciones de la llegada de mails y SMS por encima de las aplicaciones que se tengan abiertas en ese momento. También Qremote, un control remoto que aprovecha el emisor infrarrojo del teléfono para controlar una amplia gama de televisores y equipos. Por último fue útil la utilización de Quick Memo, un bloc de notas rápidas muy eficiente.

Conclusión

El LG G Flex es un muy buen equipo que, en algunas pruebas de rendimiento, se ubica delante de otros celulares de alta gama como el Galaxy S5 y el HTC One. La experiencia de la pantalla curva no es lo que termina pesando en su compra, sino su tamaño y la potencia del equipo.

Su precio varía según la operadora, siendo Personal la única que al momento tiene un valor definido para este celular: 6499 pesos. El teléfono también se consigue liberado a un precio de 11.999 pesos.

LG G Flex

  • El primero con pantalla curva y flexible que llega al país
  • Display: 6 pulgadas
  • CPU: 4 núcleos a 2,2 GHz
  • RAM: 2 GB
  • Almacenamiento: 32 GB

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.