Cryptokicks: por qué Nike le puso blockchain a sus zapatillas

La multinacional estadounidense Nike ha presentado su idea de asociar activos criptográficos a algunas de sus deportivas para que sus usuarios puedan comprar y vender sus zapatillas digitales
La multinacional estadounidense Nike ha presentado su idea de asociar activos criptográficos a algunas de sus deportivas para que sus usuarios puedan comprar y vender sus zapatillas digitales Crédito: Shutterstock
Javier Cortés
(0)
23 de diciembre de 2019  • 10:11

Si te has quedado con la idea de que blockchain es simplemente la tecnología que ha hecho posible bitcoin, te queda mucho por aprender. La marca deportiva Nike ha patentado la idea de unas zapatillas compatibles con la cadena de bloques, que ha bautizado como CryptoKicks. Con esta iniciativa, la compañía busca combatir las falsificaciones, pero también pretende conseguir un mayor implicación de sus clientes con la marca y podría servirle de ayuda en el diseño creativo de nuevos modelos.

El sistema que ha definido Nike se basa en unir un producto físico -el calzado deportivo- con activos criptográficos o tokens, que se crearían en la blockchain de Ethereum. En resumen, cada par de CryptoKicks lleva consigo un activo digital con un identificador único de las zapatillas.

Cómo funciona el sistema

Según explica el documento -presentado en la oficina de patentes de EE UU en abril, pero otorgada el pasado 10 de diciembre -, cuando un consumidor compra un par de zapatos, debe escanear el código de barras que se encuentra en la caja a través de una aplicación móvil.

Para desbloquear el token, es necesario vincular el código de identificación de la zapatilla -una clave de 10 dígitos- con el de su propietario. De esta forma se asegura la autenticidad del producto y se garantiza al cliente que no está frente a una falsificación. También puede resultar de utilidad para que la compañía pueda llevar a cabo campañas promocionales para los usuarios de CryptoKicks. En un evento deportivo, por ejemplo, Nike podría regalar complementos para las deportivas digitales de los asistentes que las tengan.

Gracias a esta tecnología, la multinacional también es capaz de rastrear la propiedad de las zapatillas en caso de que cambien de dueño. Si las deportivas se venden a otra persona, su propiedad digital puede transferirse con el intercambio del calzado y los tokens asociados, ya que estos activos digitales pueden almacenarse en una billetera de criptomonedas.

Nike describe así el potencial de esta solución tecnológica para luchar contra las falsificaciones: "Un usuario puede comprar un nuevo par de zapatillas a un proveedor verificado que puede proporcionar registros de procedencia autenticados de las mismas".

La fiebre de la reventa de zapatillas

El aumento de los controles sobre la autenticidad de las zapatillas que supone esta patente es un movimiento de increíble valor estratégico para Nike. Desde hace una década, su sector ha visto como la reventa de zapatillas deportivas en edición limitada -y un subconjunto de productos asociados a la cultura urbana- alcanzaba cifras astronómicas.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.