Desde las nubes Amazon está transformando a la informática

Emprendimientos como Instagram, que fue adquirida por Facebook en 1200 millones de dólares, comenzaron en la plataforma de computación en la nube de la compañía liderada por Jeff Bezos
Jeff Bezos, cofundador y CEO de Amazon, durante la presentación de la Kindle Fire y de diversos servicios de almacenamiento en la nube, en 2011
Jeff Bezos, cofundador y CEO de Amazon, durante la presentación de la Kindle Fire y de diversos servicios de almacenamiento en la nube, en 2011 Fuente: EFE
Emprendimientos como Instagram, que fue adquirida por Facebook en 1200 millones de dólares, comenzaron en la plataforma de computación en la nube de la compañía liderada por Jeff Bezos
Quentin Hardy
(0)
2 de septiembre de 2012  • 00:36

SEATTLE.- Dentro de pocos años, la creativa destrucción de Amazon, tanto de la edición tradicional de libros como de la venta minorista, quizás sea intrascendente para el objetivo más importante y secreto de la compañía: proporcionar a todas las personas del planeta acceso a una cantidad prácticamente inimaginable de capacidad informática.

Todos los días, Climate Corporation , una firma que recién se inicia, lleva a cabo más de 10.000 simulaciones del clima que podría haber en los próximos dos años en más de un millón de lugares en Estados Unidos. Luego, combina eso con los datos sobre la estructura de las raíces y la porosidad del suelo, con el fin de redactar pólizas de seguro de cultivos para miles de productores agropecuarios.

Otra empresa nueva, llamada Cue , examina hasta 500 millones de mensajes de correo electrónico, así como actualizaciones de Facebook y documentos corporativos con el fin de crear un servicio que pueda confeccionar un perfil de la biografía de una determinada persona con la que usted deba encontrarse, así como también advertirle que esté en su casa para recibir un paquete o enviar un mensaje de texto a un invitado para avisarle que usted se ha retrasado.

Cada una de estas nuevas empresas realiza tareas informáticas que, hace una década, hubieran sido imposibles sin una importante inversión en computadoras. Ambas compañías, sin embargo, son propietarias de pocas cosas, además de algunas computadoras de escritorio. Ellas y miles de otras empresas ahora contratan el servicio de almacenamiento de datos y servidores de Amazon, a través de su división de Amazon Web Services (AWS, por su sigla en idioma inglés), por lo que, según ellas, es una fracción de lo que cuesta comprar y mantener en funcionamiento sus propias computadoras.

"Tengo 10 ingenieros, pero sin el servicio de AWS garantizo que necesitaría 60", dijo Daniel Gross, el co-fundador de Cue, de 20 años de edad. "Simplemente cada vez es más barato, más barato y más barato". Estima que Cue gasta menos de 100.000 dólares por mes con Amazon, pero que gastaría "probablemente 2 millones de dólares para hacerlo por sí misma, sin esa velocidad y flexibilidad".

Asimismo, admitió que "ni siquiera sé cuál es el número aproximado para adquirir un servidor; para mí, sería como saber cuál es el precio de una espada".

La informática con conexión a la nube ha estado presente durante años, pero ahora está colaborando en toda clase de nuevos negocios en todo el mundo, de manera rápida y con menos capital.

Instagram es una compañía que se dedica a brindar un servicio destinado a compartir fotografías; está conformada por 12 personas y fue vendida a Facebook por aproximadamente 1000 millones de dólares , apenas 19 meses después de su inauguración. La firma evitó así los gastos y la molestia de instalar sus propios servidores informáticos.

EdX, un programa mundial de educación online , que pertenece al Instituto Tecnológico de Massachusetts y a Harvard, pudo lograr que más de 120.000 alumnos tomaran una única clase en forma conjunta a través de AWS. Asimismo, más de 185 oficinas gubernamentales de Estados Unidos ejecutan alguna parte de los servicios que prestan por medio de AWS. Por otro lado, millones de personas en África compran automóviles online, y lo hacen utilizando teléfonos inteligentes (smartphones, en idioma inglés) baratos, los cuales están conectados a servidores de AWS ubicados en California y en Irlanda.

"Estamos experimentando un cambio que es tan trascendental y fundamental como el cambio que se produjo con la red eléctrica", expresó Andrew Jassy, el jefe de AWS. "Está sucediendo muchísimo más rápidamente que lo que cualquiera de nosotros pensó".

Él fundó AWS en el año 2006 con alrededor de tres docenas de empleados. Amazon no informa cuántas personas trabajan ahora en AWS pero, actualmente, el sitio web de la compañía exhibe una lista de más de 600 ofertas de trabajo.

Los esfuerzos de Amazon son apenas el inicio de una competencia global entre los gigantes de la informática. En junio, Google presentó un servicio similar a AWS. Por su parte, Microsoft también está en este negocio, con Windows Azure.

Quizás por razones de competencia, Amazon no dice demasiado sobre AWS. Sin embargo, se estima que éste aporte a Amazon alrededor de 1000 millones de dólares. Cada uno de sus tres centros informáticos regionales, de gran envergadura, en Estados Unidos (Virginia, Oregón y California), posee una gran cantidad de edificios con miles de servidores.

Hay otros centros en Japón, Irlanda, Singapur y Brasil. Y el ritmo de su expansión se ha acelerado. La firma abrió cuatro de esas regiones en el año 2011 y se cree que construirá una cantidad similar ahora. Jeff Bezos, quien es el jefe ejecutivo de Amazon, está interesado en establecer instalaciones informáticas destinadas al almacenamiento en una nube para otros gobiernos.

Según un ejecutivo que conoce el funcionamiento de Amazon, y que no fue autorizado a hablar públicamente, sólo uno de los 10 centros de datos que posee Amazon en la región este de Estados Unidos tiene más servidores dedicados a brindar servicios informáticos en una nube que Rackspace, una compañía pública que brinda el mismo servicio a 180.000 empresas, con más de 80.000 servidores.

Como es usual, la compañía no dice demasiado sobre AWS. Sin embargo, se estima que el servicio aporta a Amazon alrededor de 1000 millones de dólares

No obstante, finalmente, Jassy expresó: "Creemos desde los puestos de más alto rango que AWS puede ser, al menos, tan grande como nuestros otros negocios". Amazon registró ganancias por casi 50.000 millones de dólares el año último. Jassy considera que AWS probablemente tiene una envergadura de menos del 10 por ciento del tamaño que finalmente tendrá.

El menor costo informático, junto con la rápida puesta en funcionamiento de las máquinas, hacen que el negocio funcione. Spiegel TV, de Alemania, pagó a AWS para hacer copias digitales de 20.000 programas. Eso cuesta menos que lo que Spiegel hubiera pagado por la electricidad que necesita para hacer funcionar sus propios servidores.

GoodData , con base en San Francisco, analiza datos de 6000 compañías mediante AWS con el propósito de hallar cosas tales como potenciales clientes. "Antes, cada compañía necesitaba al menos cinco personas para hacer este trabajo", dijo Roman Stanek, el jefe ejecutivo de GoodData. "Eso significa 30.000 personas. Yo lo hago con 180. No sé qué harán todas las otras personas ahora, pero esto no es una tarea que pueden continuar haciendo. Es una consolidación del estilo: el ganador se lleva todo ".

Todos los datos que circulan a través de la nube de Amazon también tienen valor. La gente deja información sobre sí misma que otros analizan posteriormente. En cualquier momento dado, en AWS hay alrededor de un millón de usos de una base de datos poderosa, denominada Elastic MapReduce , que se emplea para hacer predicciones. Algunos sugieren una nueva película o videojuego, mientras que otros registran su conducta para obtener publicidad, confeccionar su historia crediticia o dejar sugerencias para saber con quién se puede tener una cita. (Las compañías tienen que permitir que se analicen sus datos y Amazon dice que aplica los mismos estándares de seguridad que utiliza en su sitio minorista).

La eficiencia de este ambiente hiper-consciente ya está creando una nueva versión de los puestos de trabajo para muchos y muy probablemente desplazará otros. "Ahora puedes poner a prueba un producto con millones de usuarios por apenas unos pocos dólares o puedes iniciar una compañía con solo una o dos personas", dijo Graham Spencer, un socio en Google Ventures, que invierte en nuevas empresas que manejan una gran cantidad de datos y que dependen de un sistema informático tan barato. "Es un cambio enorme para Silicon Valley".

Esa visión concuerda con la manera en la cual Bezos ve a AWS, dicen los ejecutivos que han trabajado con él. "Jeff piensa a nivel planetario", señaló David Risher, un ex ejecutivo de alto rango de Amazon, quien ahora maneja una organización benéfica llamada Worldreader , que usa a AWS para descargar libros en miles de computadoras, en África. "AWS es una oportunidad, como negocio. Pero también es una filosofía por la cual se busca permitir que otras personas construyan grandes sistemas. Así es como Amazon hará mella en el universo".

© NYT Traducción de Angela Atadía de Borghetti

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.