El creador del MP3 se defiende: “no soy responsable de la piratería”

Crédito: Instituto Fraunhofer
A poco de cumplirse 20 años, uno de los ingenieros responsables del formato de música digital más popular insiste en que no tiene nada que ver con el intercambio de archivos
(0)
25 de junio de 2014  • 00:44

En 2015 se cumplirán 20 años desde que el MP3, el formato de compresión de archivos de audio más popular del mundo, vio la luz. Y si bien millones de usuarios homenajean a este formato día a día, el ingeniero alemán Karlheinz Brandenburg sigue excusándose por participar en su invención. Es que el mp3 (técnicamente, la capa 3 del formato MPEG-1) no sólo es una forma fácil, eficiente y liviana de digitalizar archivos de música sino también fue la herramienta que comenzó a socavar la industria de la música.

A la masificación del MP3 sobrevinieron las diferentes formas de intercambio de archivos de música entre usuarios a través de Internet y, según las discográficas, el comienzo del fin. Primero fue Napster y después de los software peer-to-peer. Hasta ahí las discográfica se negaban a aceptar un modelo basado en venta de archivos digitales. El tiempo y éxitos como el de iTunes los demostraron equivocados.

Esta semana, en una conferencia de prensa tras ser investido doctor honoris causa por la Universidad Politécnica de Valencia , Brandenburg volvió a excusarse por su invención alegando que él no se siente culpable por el intercambio irregular de archivos a través de Internet. A su vez, se expresó a favor de que los músicos y su entorno cobren por el trabajo que realizan, y en contra de la llamada piratería.

Brandenburg en conferencia de prensa durante la ceremonia:

Por otro lado, Brandenburg explicó que, en su momento, él y su equipo del Instituto Fraunhofer , en Alemania, intentaron hablar con referentes de la industria musical sobre los avances de su investigación del formato de compresión digital. Sin embargo, el ingeniero asegura que ellos no estaban interesados en el tema. Ya cuando se encontraban desarrollando el MP3, Brandenburg y su equipo pensaron en diferentes usos para este formato entre los que se encuentran lo que hoy conocemos como plataformas de streaming de música y TV. Servicios que tanto YouTube, Spotify como Netflix, entre otros, explotan comercialmente de forma exitosa.

El nacimiento del MP3 dejó en evidencia la capacidad que tiene la industria discográfica de adaptarse a las nuevas tecnologías. Las disqueras tardaron casi 10 años en generar un sistema mixto entre música digital y formatos físicos que les resultara cómodo. Y, sin embargo, para Brandenburg todavía está vigente el problema y llama a la industria a "adaptarse a estos cambios imparables" y a "reinventarse".

El 2013 fue el primer año, desde el lanzamiento de la tienda de música iTunes, en que las ventas de música digital cayeron. La principal causa de esta desaceleración en las ventas parecen ser los servicios de streaming de música como Spotify, Pandora o Beats, que acaba de ser adquirido por Apple en 3000 millones de dólares con el objetivo de introducirse de lleno en el mercado de la música on demand. Todo parece indicar que este es el camino a seguir, como ya lo están haciendo las productoras audiovisuales con Netflix. Ahora sólo resta esperar si las discográficas podrán adaptarse a esta nueva forma de consumo.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.