El detrás de escena de un videojuego: cuando es necesario crear herramientas para animar mejor