El nuevo juego de los creadores de Angry Birds ya es un éxito

Amazing Alex, el flamante título de la productora Rovio, salió a la venta ayer y enseguida se posicionó al tope de las ventas; como su antecesor, es un juego que combina ingenio con reglas físicas sencillas
Ricardo Sametband
(0)
13 de julio de 2012  • 02:12

Ayer llegó a los celulares y tabletas con iOS o Android el nuevo juego estrella de Rovio, la compañía que pasó de ser un pequeño estudio finlandés a un gigante de los videojuegos , cortesía de su máximo hit a la fecha, el Angry Birds (que en mayo superó los mil millones de descargas en su corta historia).

La expectativa por Amazing Alex , su nuevo juego (el 52do de la compañía, aunque en este caso fruto de una adquisición ) era comprensiblemente alto, y por ahora no defraudó: al menos en la plataforma de Apple está al tope de las listas de aplicaciones pagas, tanto de iPhone como de iPad (tiene un precio de 0,99 o 2,99 dólares; también hay una versión gratis). La aplicación gratis más popular en esa plataforma sigue siendo Angry Birds.

El nuevo juego es, como le dijo a LA NACION Igor Burattini, gerente de proyecto para América latina de Rovio, un simple rompecabezas, que complementa la física con el ingenio; el usuario debe ayudar a Alex a lograr su cometido (liberar un globo, llevar una camioneta de juguete de un punto al otro de la pantalla, por ejemplo) usando una serie de objetos, cada uno con sus propiedades físicas, que se concatenan para crear reacciones en cadena, al estilo de las máquinas Rube Goldberg .

El ejecutivo confirmó que la estrategia de la compañía será similar a la aplicada con Angry Birds: sumar versiones con más niveles (el capítulo inicial de Amazing Alex tiene 100) y con ediciones temáticas, además de tener presencia en la mayor cantidad de plataformas posibles, aunque pasará un tiempo para que vayan más allá de iOS y Android. La compañía también prepara un modelo freemium (el juego es gratis y hay que hacer pagos mínimos para sumar niveles o funciones).

Habrá peluches y otro merchandising, y Rovio puso a disposición del juego su formidable cadena de distribución digital: la compañía tiene 20 millones de fans en Facebook y muestra 10.000 millones de avisos en las pantallas de los usuarios que están jugando al Angry Birds.

Rovio ya declaró, en el caso de Angry Birds, que la compañía aspira a emular el éxito de Mario Bros. y otros clásicos de los videojuegos, que se mantienen en renovación permanente; todavía está por verse, sin embargo, si logrará capturar el interés de los usuarios de la misma forma en que lo logró Angry Birds.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.