En 2020 el 70% de los empleados hará trabajo remoto, según un estudio

Crédito: Shutterstock
Leandro Africano
(0)
10 de junio de 2019  • 13:20

En un mundo donde las empresas fomentan el empleo móvil, se terminó la pelea de las compañías de software por las aplicaciones de escritorio. Ahora se inició una nueva disputa: liderar los servicios de correo electrónico, editor de textos y planilla de cálculo que se ejecutan directamente en la nube.

Atrás quedó esa disputa donde varias empresas peleaban por vender programas empaquetados (en CD o para descargar de la web) que se instalaban en las computadoras y servían para trabajar en las empresas o el hogar. Fue una batalla que ganó Microsoft, que logró imponerse en más del 90% de los escritorios de las computadoras de todo el mundo

Pero hoy el escenario es otro, al menos eso se desprende de las tendencias que se observaron en la reciente edición de Cloud Next en San Francisco, el evento de Google para desarrolladores y empresas donde se trazó un panorama de esta nueva batalla.

"América latina es una región importantísima para Google porque más del 80% del mercado lo componen empresas pequeñas y medianas que necesitan bajar costos en sus inversiones de infraestructura y tecnología. Con las aplicaciones en la nube dejan de comprar servidores y contrar software empaquetado", explica a LA NACION Joao Bolonha, director de Google Cloud para America latina.

La apuesta de la compañía es lo que se denomina el combo GSuite, que incluye correo electrónico, procesador de texto, hojas de cálculo, calendario y almacenamiento compartido para todos los miembros de una empresa. "El futuro es el trabajo colaborativo, donde cada uno de los integrantes de una organización puede aportar a una tarea en común y potenciar resultados. Nosotros vemos que esto que hoy es tendencia pero en no más de 5 años será una norma para la gran mayoría de las compañías de todo el mundo", agrega el ejecutivo de Google.

Fabrizio Carbone, gerente de Cloud and Cognitive de IBM Argentina, ve que el proceso es un poco más lento. "El mercado de soluciones en la nube y Software as a Service (soluciones a través de la nube y con modelo de pago bajo consumo) está creciendo a alta velocidad. Sin embargo, soluciones de software on-premise (empaquetadas) todavía tendrán espacio en el mercado en los próximos años. Eso se debe a que solo el 20% de las cargas de trabajo empresariales actuales se han trasladado a la nube". En la visión de IBM, esa fue la primera parte de la reinvención digital, en la cual las implementaciones en la nube se centraron en gran medida en cargas de trabajo fácilmente migrables y aplicaciones orientadas al usuario, como por ejemplo email, herramientas de colaboración o mensajería instantánea.

Desde la mirada de IBM ahora se están dando los primeros pasos del segundo capítulo de la reinvención digital que se caracterizar por mover ese 80% de cargas restante a la nube, que son principalmente las aplicaciones de misión crítica de las organizaciones, es decir las que definen el negocios de una compañía. "Para esto, se utiliza una combinación de múltiples nubes públicas, nubes privadas y se modernizan las capacidades tecnológicas para que las empresas puedan crear el entorno más adecuado para sus cargas de trabajo empresariales", apunta Carbone y advierte una inquietud de muchos de las empresas argentinas: en promedio utilizan de 5 a 15 nubes de varios proveedores y necesitan una gestión integrada.

Microsoft, el gran ganador de la anterior partida, donde se disputaba el escritorio de las computadoras, también está presente en esta nueva realidad. "La era de la nube inteligente y el entorno inteligente está entre nosotros, es parte de nuestra vida cotidiana. Según IDC, el 72.3% de los empleados trabajarán de manera remota para 2020 y para este año, también, se espera que existan más de 20 mil millones de dispositivos inteligentes que cobrarán mayor presencia en los hogares y negocios de todo el mundo. Esto nos desafía a una necesidad mayor de habilitar las comunicaciones, la colaboración - sin importar la ubicación y de integrarnos con la tecnología. Frente a este panorama, hay tres condiciones que, creo, se harán más marcadas en los próximos años: las personas y el uso del tiempo; los datos y la seguridad", sentencia Cecilia Cuff, directora de Marketing y operaciones de Microsoft Argentina.

La nube es la nueva tierra prometida, llena de oportunidades y desafíos. "El éxito de la implementación de la nube obedece a que brinda capacidad de cómputo incremental, seguridad, flexibilidad y agilidad sin que sea necesario gastar más. Pero también se puede alcanzar un nivel superior de beneficios al usar la nube en una forma innovadora", agrega Cuff.

Planteado así, las grandes compañías suman prestaciones de inteligencia artificial, análisis de datos y big data entre otras, a sus servicios de nube. De esta manera Google dio a conocer durante el evento algunas nuevas características de GSuite como la integración del Asistente de Google al Calendario (para la gestión automática de la agenda), la transcripción de llamadas y correos de voz a nueve idiomas y la posibilidad de activar subtítulos en inglés en tiempo real para Hangout Meets y la posibilidad de que los empleados puedan ver cuáles son los temas más discutidos dentro de la organización.

Entre los especialistas hay coincidencia en que el trabajo de las organizaciones en la nube será el gran protagonista de los próximos años. Queda por definir si las empresas y los empleados corren detrás o delante de los cambios que se vienen.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.