Frente a frente, el Moto G7 y su hermano menor, el G7 Power

De aspecto muy semejante, las diferencias están debajo del capó. A la izquierda, el G7 Power; a la dercha, el G7 lanzado en febrero
De aspecto muy semejante, las diferencias están debajo del capó. A la izquierda, el G7 Power; a la dercha, el G7 lanzado en febrero Crédito: GENTILEZA
Uriel Bederman
(0)
3 de agosto de 2019  • 00:51

Esta semana probamos dos teléfonos que Motorola trajo en el primer trimestre del año al mercado argentino, sin demorarse respecto al lanzamiento internacional. El G7 y el G7 Power, que protagonizan esta comparación, conviven en la gama media con equipos de su propio clan (los Moto G7 Plus y Play) y compiten con otros productos en esa categoría, como los Galaxy A de Samsung y diferentes modelos de Nokia, entre otros.

La comparativa revela pocas diferencias estéticas y muchas de rendimiento. Además, a primera vista surge la mayor desigualdad entre la variante regular del G7 con el Power: la autonomía. El primero tiene una batería de 3000 miliamperios-hora frente a los 5000del segundo. Así el Power duró encendido hasta un día más que su compañero.

Ahora bien, ¿qué pierde un celular cuando gana batería? La primera respuesta la entrega una balanza: el Power pesa 26 gramos más; 198 versus 172. Ambos equipos tienen el mismo tamaño tamaño de pantalla (6,2") y el modelo regular tiene un marco en aluminio, ausente en el Power. Un dato más: el de mayor capacidad de batería es 1,4 milímetros más ancho, con un espesor de 9.4 mm. Pero la presunción es cierta: la batería del modelo Power pesa 66 gramos, y la del G7, 43.

Al enfocarnos en el desempeño de los equipos, salta a la vista la estrategia comercial que elige el fabricante. El modelo con más batería tiene especificaciones menos potentes que la de su compañero. El G7 Power cuenta con un procesador apenas inferior al del G7 regular, y tiene menos RAM, 3 GB contra 4 GB. La diferencia entre ambos modelos es especialmente notoria en la calidad de la pantalla. El primero tiene una resolución de 1520 x 720 pixeles, y el segundo asciende a los 2270 x 1080. Eso se refleja en los pixeles por pulgadas, indicador fundamental en un display: 271 ppp para el Power y 403ppp para el G7 a secas. O sea, para que quede claro, el Power es menos potente que el G7. Según el fabricante, la palabra power tiene que ver con la duración de la batería.

El G7 es tabmién más avanzado en fotografía y video. Si bien ambos tienen cámara delantera de 8 megapixeles (MP), la principal del Power tiene un sistema simple de 12 MP, mientras el G7 suma un segundo lente de 5MP. Por lo demás, los dos equipos tienen el lector de huellas ubicado en la cara posterior, debajo de la cámara.

A priori parece haber un contrasentido: ¿pagar menos dinero por un teléfono que aguanta más horas encendido? El Moto G7 Power tiene un precio sugerido de 14.999 pesos, mientras que el Moto G7 se ofrece por 17.999 pesos. La diferencia está, precisamente en que, aunque con menor autonomía, el G7 es un equipo más potente. Ambos vienen con Android Pie.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.