Galaxy Watch3: probamos el reloj, tradicional y tecnológico en partes iguales